Conoce todos los detalles del incidente que provocó la muerte del artista.

Paul Walker, estrella de la exitosa saga ‘Rápidos y Furiosos’, habría cumplido 47 años este 12 de septiembre; sin embargo, el reconocido actor perdió la vida en noviembre de 2013 tras haber sufrido un aparatoso accidente automovilístico.

A siete años de su muerte, fanáticos y personas involucradas en el ámbito artístico recuerdan el legado que dejó en distintas producciones cinematográficas; asimismo, familiares le rinden homenaje con dedicatorias en redes sociales.

“El momento en que me di cuenta de que somos gemelos. Feliz cumpleaños a la alma más bella", escribió su hija Meadow Rain Walker en Instagram, joven de 21 años que ahora recuerda a su padre con imágenes del tiempo que pasó con él cuando era pequeña.

 

 

Meadow fue una de las últimas personas que lo vio antes de fallecer, pues el modelo pasó la mañana del 30 de noviembre de 2013 en compañía de ella y su madre; no obstante, la tarde de ese día salió de casa para no volver.

Durante el desayuno, el actor recibió un mensaje que le recordó la cita laboral en un evento benéfico para la ONG Reach Out Worldwide; "Dios mío. Debo estar en otro lugar", fueron las palabras que dijo antes de partir.

"Estábamos teniendo una buena conversación, y él se había olvidado de un evento que tenía. Recibió un mensaje de texto y nos dijo: 'Tengo que estar en un lugar', y salió", fue la declaración de Cheryl Walker, su madre.

Se sabe que al finalizar el llamado, Walker murió junto al empresario y corredor salvadoreño Roger Rodas, con quien viajó a bordo de un Porsche Carrera GT.  

De acuerdo con el informe de la policía, el accidente se generó luego de que el vehículo, presuntamente conducido a gran velocidad, salió de una curva para estamparse contra un poste eléctrico y un árbol, lo que al poco tiempo provocó que el auto se consumiera en llamas.  

El informe médico también destacó indicios de alcohol y drogas en el cuerpo de las víctimas, además, recalcó que el automóvil se encontraba en buenas condiciones, por lo que el incidente no se debió a una falla mecánica.