Las VPN son una red privada virtual que te aporta diversas características como por ejemplo el hecho de permitir que protejas tu información.

Pero no todas las VPN son iguales y dependerá mucho de sus propias características el que sean seguras y no compartan nunca tus datos.

Si quieres conectarte a una VPN, tendrás que prestar atención a estos detalles para tener una excelente experiencia.

¿Qué es una VPN?

A la pregunta sobre qué es una VPN y cómo funciona la respuesta es muy sencilla: es una red virtual que se crea y que hace que todo el tráfico del computador o Smartphone pase por lo que sería un túnel que estará encriptado.

De esa forma, nadie va a poder ver la información que se maneje en ella ni la ubicación en la que te encuentras, pudiendo incluso mentir acerca de la localización real de tu espacio.

Gracias a ello, se obtendrá el máximo de seguridad y se van a evadir ciertas restricciones geográficas que existen en algunas páginas webs. Se evitará la censura, pero también se ganará en privacidad.

Cuando se realiza trabajo en remoto, la protección de una VPN es fundamental. Con ello te podrás conectar a la intranet de la empresa sin poner en riesgo la información que utilices ni la de la compañía en general.

Será como si estuvieras en la oficina, a pesar de que te encuentres a miles de kilómetros. Según un informe de Security.org el 64% de los usuarios de Estados Unidos comenzaron a utilizar una VPN a partir de la pandemia.

Y alrededor del 75% de los usuarios en todo el mundo tienen menos de 37 años.

¿Cómo elegir una VPN segura?

Después de entender qué significa una VPN, llega el momento de la elección.

Es fundamental que se escoja una red que cumpla con todas las necesidades y cuidados ya que de lo contrario pondrías en riesgo los datos durante la navegación y tu privacidad.

¿VPN de pago o gratis?

En el mundo actual, existen las VPN de pago, pero también las gratuitas. Lo primero que tendrás que ver es acerca de lo que te ofrece una VPN de pago, la cual te dará la posibilidad de conectarte a mayor velocidad y proteger tu anonimato.

Sin embargo, si eliges una VPN gratuita, podrías verte en problemas ya que no te dará la seguridad esperada y allí sí que podrían compartir tus datos sin tú tener idea de ello.

Está bien optar por una VPN gratuita las primeras veces para probar de qué va, pero una vez que te decides por ello, tienes que ver qué VPN de pago elegirás.

Protocolos seguros

Otro de los puntos que debes de observar en la VPN que elijas es que tenga protocolos seguros. Básicamente porque es la base fundamental de un servidor VPN y lo que te dirá si van a cuidar o no la transmisión de datos.

Existen cinco protocolos diferentes aplicados a la VPN. No se trata de que uno sea mejor que otro, sino que se utilice el protocolo adecuado.

Cantidad de servidores y ubicación

Los servidores van a permitirte conectarte simulando que estás en otra parte del mundo cuando no sea así.

Cuantos más servidores tenga la VPN, mayor cantidad de conexiones de forma simultánea permitirá en dicho momento. Y gracias a ello, se evitará el bloqueo geográfico existente.

Ahora que sabes qué es una VPN y a qué debes prestar atención, revisa todos estos datos antes de decidirte por una.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado