Hoy, durante la 75 entrega de los Globos de Oro, México estará presentente y nada mejor que de la mano del gran y multipremiado jalisciense Guillermo del Toro, quien con su cinta “The shape of  water” (“La forma del agua”) es uno de los favoritos a ganar el codiciado premio, pues está nóminado en siete categorías, entre las cuales destaca Mejor Película y Mejor Director.

¿Por qué ‘The Shape Of Water’ es una de las favoritas?

Desde “Hellboy”, “El espinazo del Diablo” hasta “El laberinto del fauno”, Del Toro ha demostrado consistencia maravillosa en su trabajo y esta cinta no fue diferente. 

“La forma del agua” es una fábula amorosa, un cuento de amor, prejuicios y complejos que conviven con la belleza y los monstruos, sí, todo el estilo del cineasta.

La fábula se desarrolla en plena Guerra Fría, en Baltimore, donde la heroína es una señora de limpieza, muda, que queda cautivada por una extraña criatura (un anfibio) que está cautiva en la institución donde trabaja. Ahí se desencadena una historia de amor en la cual los prejuicios y hombres malos son expuestos.

Cabe señalar que otra de las características de Del Toro es que la criatura no es el monstruo, sino los hombres, que dañan a los demás. Deléitate con esta bella historia.

¿Quién es guillermo del toro?

Él es, con González Iñárritu y Alfonsó Cuaron, uno de los directores mexicanos más destacados a nivel mundial, ganadores en varias ocasiones de la codiciada estatuilla Oscar; Del Toro aún no gana la estatuilla (como Mejor Director), aunque esta película podría cambiar la historia. 

Nació en Guadalajara, Jalisco, es director, guionista y productor. Durante su adolescencia comenzó a filmar en México. Pasó 10 años en diseño de maquillaje y formó su propia compañía, fue cofundador del Festival de Cine de Guadalajara y creó su productora, sin embargo, un inconveniente familiar lo llevó a abandonar México y se estableció en Los Ángeles, California. 

Ha dirigido gran variedad de películas, desde adaptaciones de cómics (“Hellboy”), pasando por películas de terror y fantasía histórica (“El laberinto del fauno”). 

Su fascinación por el mundo fantástico y temas oscuros ha quedado perfectamente plasmado. Los monstruos o seres fantásticos forman parte de él y afirma estar enamorado de los monstruos.

“Mi fascinación hacia ellos es casi antropológica... los estudio, los disecciono en algunas de mis películas; quiero saber cómo funcionan, qué aspecto tienen por dentro y cómo se comportan”. 

También tiene una lista de otras cosas que le fascinan y se han convertido en piezas habituales de sus películas. “Tengo una especie de fetichismo por los insectos, la relojería, la maquinaria y los engranajes, monstruos, lugares oscuros y cosas sin nacer...”

Hoy, durante la entrega de los Globos de Oro, se podría reafirmar su calidad si ganara una de las siete categorías en las que compite. 

“La forma del agua” está en la categoría Mejor Película de Drama y dadas sus características fantasiosas es muy “raro” que haya sido nomida ahí, pero su calidad lo han hecho merecedor a dicha nominación.