compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- En 2017, el gobierno de la República, a través de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), mantendrá en Morelos la estrategia de trabajo coordinado con los gobiernos estatal y municipal, con el propósito de que los programas diseñados para aumentar la calidad de vida de los ciudadanos, aterricen de manera efectiva en las comunidades, sin importar colores partidistas, y sirvan para reducir los indicadores de pobreza que tiene la entidad.
Así lo resumieron ayer los delegados de la Secretaría de Desarrollo Social y de Gobernación en la entidad, Jorge Meade Ocaranza y Gerardo Cubria Bernardi, respectivamente, junto con la secretaria de Desarrollo Social del estado, Blanca Almazo Rogel, al presentar la Estrategia de Inclusión Social con la que trabajarán en el presente año.
Meade Ocaranza indicó que en la planificación de las acciones se dará continuidad al trabajo que inició en 2016 entre los tres niveles de gobierno y con el que se lograron resultados positivos en varios sentidos, como por ejemplo el aumento de la dispersión de recursos directos a los ciudadanos, sin intermediarios.
El contexto que presenta el 2017, con una anunciada dificultad económica para el país y el impacto en los ingresos de la población, obliga a la Sedesol a ratificar en la estrategia la mezcla de recursos y el cruce de programas sociales de la federación, el estado y los municipios, así como a identificar prioridades a atender, explicó el delegado.
Con ese objetivo, informó que la próxima semana iniciarán las mesas de trabajo a las que están convocados los representantes de las dependencias, áreas e instancias de los tres niveles de gobierno que tengan qué ver con un rubro específico, como por ejemplo, el mejoramiento de la vivienda, para planear la atención conjunta.
El delegado señaló que en 2016, el trabajo que la Federación, el estado y los municipios, iniciaron para disminuir la pobreza y la pobreza extrema en Morelos se realizó de la mano de los ciudadanos.
En este sentido, su homóloga estatal, Blanca Almazo, agregó que otra línea de acción fundamental para conseguir mejores resultados este año será  informar a los ciudadanos de los programas y reglas de operación con la finalidad de que cada vez una mayor número de ellos se beneficien  de forma directa.
Ambos funcionarios apuntaron que con el trabajo realizado de forma coordinada, esperan que para la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares que el INEGI levantará en 2017, los indicadores de bienestar para las familias morelenses hayan mejorado, respecto de los de 2016.

Recuento
En 2016, la dispersión de recursos en Morelos a través de programas sociales fue de casi 2 mil millones de pesos.

Atención
Más de 100 mil adultos mayores en 65 y más fueron atendidos.

175 mil
mujeres con seguro de vida.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]