Como la historia de México, la Bandera ha atravesado procesos a lo largo del tiempo. Fueron cuatro las banderas que dieron sentido a nuestra historia como mexicanos y, de alguna manera, ofrecen en sus diseños breves notas de esos acontecimientos. Conócelas

De acuerdo con el Gobierno de México, la primer Bandera Mexicana, es el estandarte con la imagen de la Virgen de Guadalupe que empuñó el cura Miguel Hidalgo durante el grito de Dolores. En ese sentido, los historiadores han señalado que su importancia radica en su papel de símbolo insurgente dentro de la lucha independentista.

En 1821, el gobierno de Agustín de Iturbide adopta la Bandera tricolor del primer gobierno mexicano, considerada la Segunda Bandera Nacional, aunque algunos textos la consideran la primera. ya se incluía la figura del águila posada sobre un nopal .

 Se utilizaron los tres colores hasta ahora vigentes: verde, blanco y rojo; así como la corona del Imperio y el escudo al centro con la imagen del águila, aunque no aparece como la actual, devorando una serpiente.

Se registra la segunda bandera Nacional la que utilizó Benito Juárez cuando asumió el poder y estableció la República

Durante el imperio de Maximiliano I de México en los territorios que estaban en su poder. Fue conocida la Tercer Bandera Nacional. Ahora, su nuevo diseño observa cambios en sus proporciones, además de que se colocaron cuatro águilas coronadas en cada esquina de la lábaro. El aspecto se aproximaba a la del Escudo Imperial Francés, y estuvo vigente hasta 1867, con la muerte del monarca austríaco.

La actual bandera que todos conocemos fue en 1968 durante la presidencia de Gustavo Díaz Ordaz, cuando se adoptó por decreto la Cuarta Bandera Nacional, que es la que actualmente conocemos, y confirmada por la ley el 24 de febrero de 1984. Entre sus características más importantes es que el escudo con el águila está en ambos lados. Se ha comentado que esta versión definitiva se debió al papel de México como anfitrión de los XIX Juegos Olímpicos.

DATO

Cabe aclarar que además de estas banderas, que se consideran como oficiales, hubo otras que derivaron de la coyuntura histórica y política del momento. Una de ellas, fue la Bandera del Ejército Trigarante que se destacó durante el Plan de Iguala y que ya distinguía los tres colores: blanco que significaba la religión católica, el verde la independencia y el rojo la unión de los mexicanos.