compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- En punto de las 12:00 horas de ayer, comerciantes de la calle Morrow bajaron las cortinas de sus negocios en señal de protesta e inconformidad con el Ayuntamiento por la falta de servicios, como el de alumbrado, que les está provocando inseguridad para ellos, sus clientes y sus locales.
La protesta, con cortinas abajo y cartulinas en las que los fenicios expresaron su malestar, pegadas a las fachadas de los establecimientos, duró una hora, y anticiparon que en caso de que su queja no sea atendida, sumarán al movimiento a comerciantes de más calles.
Heberto Méndez Portillo denunció que a la falta de alumbrado, que convierte la calle en “boca de lobo” apenas cae el sol, inhibe la actividad  más allá de las seis de la tarde.
Pero la inseguridad no sólo se vive en la penumbra, sino también a plena luz del día, con la presencia de delincuentes en el área, que aprovechan la ausencia de uniformados para atacar a los transeúntes o a los encargados.
El comerciante dijo que la respuesta de la policía no siempre es efectiva y esto también considera que es responsabilidad del municipio.
A estos dos problemas sumó el mal estado de las banquetas y la deficiencia del servicio de limpia, que provoca una mala imagen de la zona.
En la acción de ayer participaron entre 20 y 25 comercios establecidos de Morrow.

Cierre. Comerciantes dejaron de laborar por una hora, en reclamo al Ayuntamiento por mayor seguridad.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]