Del ex diputado federal y local, Francisco Moreno Merino, es archisabido que pretende ser alcalde de Cuernavaca, así que esto no es noticia. Pero sí que su objetivo no tiene que ser forzosamente por medio del PRI, abierto como él mismo se ubica a la posibilidad de ser postulado por otro partido. Y no es la única nota que da en una larga conversación donde revela que trece años atrás fue secuestrado. Polémico, controversial, “Paco” Moreno es también uno de los morelenses por adopción que posee una de las trayectorias más amplias en la política y la administración pública. A sus 54 años, durante casi tres décadas ha desempeñado una diversidad de cargos que van desde delegado del IMSS a legislador federal, pasando por titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PFMA) así como delegado del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, diputado plurinominal del Congreso de Morelos y en 2009 precandidato a la presidencia de la capital morelense. Al juego de la política despegó desde una de las pistas de las grandes ligas de entonces: el Sindicato Nacional de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, de cuyo líder, Leonardo Rodríguez Alcaine, fue secretario particular en 1995-97, y más joven, de 1989 a 1991 subdirector de Asuntos Financieros Ilícitos de la Dirección de Auditoría Fiscal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, algo así como el segundo de a bordo de la actual Unidad de Inteligencia Financiera que encabeza Santiago Nieto. A “Paco” Moreno, como es conocido, le dio fama nacional –y quizá más allá de las fronteras mexicanas– una frase misógina y de efectos desafortunados que soltó siendo diputado federal por el primer distrito de Morelos, el 15 de marzo de 2012 durante la comparecencia del entonces director general del ISSSTE, Sergio Hidalgo Monroy. El exabrupto le costó la senaduría plurinominal que ya palpaba en el bolsillo, pero de cierta manera al cabo no le iría del todo mal, llevado por la máxima de que política es constancia y circunstancia a la titularidad de la PFPA. De vuelta en la política local, de 2015 a 2018 fue diputado plurinominal y en un trecho de ese período presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado. Terminado el sexenio 2012-18 migró a Chetumal, designado por la presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, como delegado en Quintana Roo hasta agosto pasado. Pero si las andanzas de “Paco” son conocidas en medios políticos y empresariales, el episodio desconocido es que fue secuestrado en la época negra de 1994-198, más precisamente en el año 1997, de acuerdo a la revelación que hizo el jueves anterior en una reunión con periodistas. Levantando la mano, Francisco Moreno le da una sacudida al árbol de la política tlahuica… LA tarde del viernes que AMLO y el alcalde Antonio Villalobos estuvieron en los Patios de la Estación y los vecinos los despidieron exclamando: “¡López Obrador Presidente! ¡López Obrador Presidente” y “¡Lobito! ¡Lobito! ¡Lobito!”, recordé lo que ahí mismo les dijo Villalobos el domingo 19 de julio: “Ustedes han preservado el legado de sus padres y a su vez les dejarán a sus hijos un patrimonio, el de su casa, el de la tierra que ahora les va a pertenecer legalmente gracias a la respuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha resuelto un anhelo de muchas décadas: que los Patios de la Estación sea una colonia integrada a la vida y al crecimiento de Cuernavaca”. En esa ocasión le pregunté a un viejo amigo de Los Patios que cómo había visto la visita de López Obrador. Resumió: “Nadie nos iba a quitar la casa (a los habitantes de la Estación), pero menos nos la quitan ahora que tengamos papeles (escrituras)”. Y ayer que lo volví a encontrar, Manuel, que es un sujeto parco, aterciopeló su carácter. Dijo: “es como un sueño”. ¿Qué es un sueño? “Las escrituras que nos va a dar el Presidente”. Con las dos que entregó el viernes comenzó la regularización documental de las viviendas de Los Patios que “Lobito” le solicitó personalmente el 19 de junio… (Me leen después).

Por José Manuel Pérez Durán / jmperezduran@hotmail.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado