El nombre del secretario de Transporte, Víctor Mercado Salgado, “suena” para gobernador interino, en lugar de Cuauhtémoc Blanco Bravo. Esto se escucha en el rumor que advierte cambios en el primer equipo de Blanco y que éste mismo confirmó anteayer. No dijo nombres, pero sí que los relevos tendrán lugar esta semana o antes de quince días. Desde la semana pasada, el rumor de “Radio Pasillo” especuló que saldrán el secretario de gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas; el jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, y el titular de la Comisión Estatal de Seguridad Pública, José Antonio Ortiz Guarneros. La semana antepasada, el español naturalizado mexicano Sanz debió comparecer ante el Congreso del Estado, pero no lo hizo.

Como relevo de Ortiz es mencionado Víctor Hugo Enríquez García, hijo de Víctor Hugo Enríquez Andrade, quien falleció en el “helicopterazo” del 15 de agosto de 1997 en el fraccionamiento La Palma de Jiutepec cuando se precipitó a tierra el helicóptero Bell 412 rentado por la Policía Federal de Caminos, de la cual Enríquez Andrade era comandante regional. La caída de la nave ocurrió a las 10:40 de la mañana, y además de Enríquez viajaban Ignacio Madrazo Reynoso, titular de la Comisión de Inversiones del Gobierno Estatal; la secretaria de Madrazo, Michelle Taylor; los pilotos Carlos Humberto Cano Arenas y Eduardo Esponda Hernández, y los camarógrafos de la empresa Paradigma y Video que filmaban un promocional, Rafael Corona Martínez, Arturo Nieto Torres y Carlos Espin Espinosa. Todos murieron. Enríquez Andrade era cuñado del ex gobernador Jorge Carrillo Olea.

MEDIO siglo atrás corría el sexenio 1970-76 del gobernador Felipe Rivera Crespo. Entonces la CTM rompió el desfile del uno de mayo. Los cetemistas catapultaron una pala mecánica contra el contingente de la Federación Auténtica del Trabajo (FAT), integrada por obreros de sindicatos independientes, entre ellos de la planta de Nissan Mexicana en la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca. Encabezados por Jesús Adame Giles, dirigente de un sindicato de la central oficialoide, lanzaron el armatoste para disolver a trabajadores independientes, enfrente del restaurant La Universal. Hubo lesionados de gravedad, entre otros Rafael Velarde Díaz, el líder de los sindicalistas de la factoría de Industria Automotriz de Cuernavaca (IACSA) que estaba ubicada en un costado de la actual Plaza Galerías. Tres años más tarde, el PRI premiaba a Giles con la diputación local por el cuarto distrito de la XLI Legislatura, luego de lo cual fundaría la colonia Nueva Jerusalén, erigiéndose como obispo.

Las cosas venían de tiempo atrás. Estaba relativamente reciente la fundación de la planta ensambladora de Nissan Mexicana CIVAC, de la que en marzo pasado fueron despedidos más de 600 obreros. En 1966 que la empresa Nissan Internacional instalaba su planta ensambladora de coches en México, los primeros setecientos obreros, fueron capacitados en el edificio Benedicto Ruiz. ¿Cómo era el contexto de Cuernavaca? Los Beatles estaban en su apogeo, los jueves El Santo, Blue Demon, El Rayo de Jalisco y otros luchadores de la “época dorada” abarrotaban la Arena Isabel; los martes el periodista “Pepe” Gutiérrez ofrecía “La Hora del Pueblo” en el Jardín de los Héroes, hoy Plaza de Armas; la gente de Cuernavaca disfrutaba de uno de los últimos carnavales que volverían famoso a “Moi”, el Rey Feo, quien vivió sus últimos sus días dándoles de comer a las palomas en el Jardín Juárez; la chaviza nadaba y cascareaba en el Parque Revolución… y el gobierno batallaba con Sergio Méndez Arceo, el Obispo de los Pobres que defendía causas justas, como la de los sindicalistas independientes... (Me leen después).

Por: José Manuel Pérez Durán

jmperezduran@hotmail.com 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado