A partir de Pedro Baranda (1896), pasando por Genovevo de la O (1914-1915), Lorenzo Vázquez (1915-1916), Vicente Estrada Cajigal (1932-1934) y Norberto López Avelar (1958-1964), cuarenta y cinco gobernadores han habido en el estado de Morelos.

Pero, ¿quién fue el mejor? Divididas las opiniones entre Emilio Rivapalacio Morales (1964-1970) y Lauro Ortega Martínez (1982-1988), aquél por haber construido el campus Chamilpa de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca y éste por la cantidad de obra pública que realizó: el Paseo Cuaunháhuac, el aeropuerto de Tetlama, la avenida Domingo Diez, etc., mayoritariamente miembros del PRI, la lista incluye a dos panistas (Sergio Estrada Cajigal y Marco Antonio Adame Castillo), a un perredista (Graco Ramírez Garrido Abreu) y a uno de la coalición Morena-PES-PT, Cuauhtémoc Blanco Bravo, el gobernador número 46 que este día tomará posesión del cargo. Jefes del Ejecutivo ha habido en Morelos lo mismo reputados como oriundos de esta entidad (Sergio Estrada, Jorge Arturo García Rubí, etc.), que “sospechosos” de que nacieron en el estado de México (los primos Emilio y Antonio Riva Palacio, el igualteco Felipe Rivera Crespo –1970-1976–, etc.) y en el entonces Distrito Federal, Armando León Bejarano (1976-1982). Todo esto en la época en la que el artículo 58 de la Constitución Política del Estado de Morelos mandaba que el gobernador fuera nativo de esta entidad. Como es sabido, uno: Cuauhtémoc Blanco no vio la luz primera en Morelos sino en el entonces Distrito Federal y actualmente Ciudad de México, en 1973, y dos: contrario a lo que ordena la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,  antes de que en 2015 fuera el candidato del Partido Social Demócrata a la alcaldía de Cuernavaca tampoco residió los cinco años anteriores a la elección municipal que les ganó con un amplio margen de votos a los abanderados del PAN, PRI y PRD (Luis Miguel Ramírez Romero, Marisela Sánchez Velázquez y Jorge Messeguer Guillén). Peleado posteriormente con los hermanos Roberto y Julio Yáñez, quienes los trajeron a Cuernavaca para que fuera el candidato del PSD a la presidencia municipal, según han acusado ellos mismos de manera reiterada mediante un contrato por siete millones de pesos. Desatada la polémica, la fama del ex futbolista profesional generó un alud de notas en medios locales y nacionales, como ésta del 14 de marzo pasado en el periódico “La Jornada”: “Yo no firmé ningún contrato ni recibí siete millones de pesos, aseguró el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, candidato a la gubernatura por la alianza Juntos Haremos Historia (firmada por los partidos Morena, del Trabajo y Encuentro Social), acerca del supuesto trato para aceptar la candidatura del Partido Social Demócrata (PSD) en las elecciones de 2015. “Son mentiras de ‘los hermanos lelos’ (Roberto y Julio Yáñez Moreno, dirigentes del PSD). Insisten en que firmé y cobré siete millones de pesos, pero que ya perdieron el contrato original, que según ellos les firmé. No quieren que llegue (a la gubernatura) porque varios van a salir huyendo a esconderse como ratas por todo el daño que le han hecho a la gente y por todo lo que se han robado”. Indirectamente este episodio lo llevó, primero, al Partido Encuentro Social (PES), y en seguida a Morena que junto con el PT lo condujo a la gubernatura, envuelto en el tsunami que encumbró a Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia de la República y al propio partido del color morado en las mayorías de las cámaras de senadores y diputados federales. Que, debido a “compromisos previos”, López Obrador no estará en la toma de posesión de Cuauhtémoc, declaró a medios no el coordinador de Comunicación Social del nuevo gobierno estatal, Alexander Pisa Metcalfe, a quien supuestamente le correspondía hacer el anuncio, sino el presunto jefe de la oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, quien precisó que AMLO vendrá el jueves próximo para una reunión de trabajo. Sin embargo, nada comentó sobre si en esta ocasión la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, estará acompañando a Andrés Manuel. Pero al final y “haiga sido como haiga sido”, Cuauhtémoc Blanco Bravo, el estrella del fútbol mexicano que de 1992 a 2015 jugó en los clubes América, Necaxa, Real Valladolid (España), Veracruz, Chicago Fire (Estados Unidos), Santos Laguna, Irapuato, Dorados de Sinaloa, Lobos BUAP y Puebla, es desde hoy lunes 1 de octubre de 2018 el gobernador constitucional del estado de Morelos. Ya que en el plano personal no soñó serlo hace pocos años, que para Morelos y su gente sea para bien… (Me leen después).

Por: José Manuel Pérez Durán

jmperezduran@hotmail.com

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado