Las cifras citadas en el arranque de la Caminata por la Verdad, la Justicia y la Paz son de pavor: 34 mil 582 víctimas de homicidios dolosos y 62 mil desaparecidos. E igualmente son los números de las herencias criminales de los gobiernos del panista Felipe Calderón y el priista Enrique Peña Nieto: 300 mil asesinatos en cada uno. Como es sabido en Morelos, en México y en muchos países del mundo, encabezada por el activista Julián Lebarón la marcha arrancó la mañana de ayer en la glorieta de Buena Vista de Cuernavaca. Cubierto el evento por reporteros de medios nacionales e internacionales, con anterioridad se enteraron del preámbulo criminal de la caminata maratónica que culminará el domingo en el Zócalo de la Ciudad de México. Los siguientes hechos y lugares, sólo por lo que respecta a una parte de la geografía del estado de Morelos: LUNES. El reloj del hombre de 38 años marca las 10.50 horas. Poco antes se despide de su esposa, en la Calera Chica de Jiutepec. Ahora está en la calle 10 de Diciembre de la colonia Francisco Villa… pero gravemente herido a balazos, atacado por desconocidos cuando iba manejando su Tsuru, del cual alcanzó a descender y caminar unos metros antes de caer desplomado, con el último hálito de vida o sin vida ya… MARTES. Tlaltizapán. Son las seis de la tarde cuando dos o tres sujetos que se desplazan en una o dos motocicletas por la colonia El Mirador le meten un par de tiros a un joven que va de espaldas, hiriéndolo. Los motociclistas huyen fácilmente... Es de noche en el momento en que hombres y encapuchados se llevan del restaurante “Sí Pues”, ubicado en la colonia San Cristóbal de Cuernavaca, pantallas de televisión, aparatos electrónicos y dinero en efectivo. Nada ha podido hacer para impedirlo el encargado del negocio, armados como se hallaban los maleantes que además intentaron llevarse una camioneta pick up que estaba estacionada afuera del restorán… Trabajadores de una ferretería encuentran restos humanos dentro de una caja de zapatos abandonada afuera de una ferretería, en Acatlipa. Curioso, uno de ellos decide abrirla y, ¿¡oh, sorpresa!, él y los demás ven horrorizados que contiene dos manos humanas, cercenadas, sangrantes… Como cercenado también y partido en dos han dejado un cadáver en lugares de dos municipios, el torso en la colonia 14 de Febrero de Emiliano Zapata, en el interior e una bolsa negra cubierta con una sábana, y en varias bolsas más la cabeza, las piernas y las manos en Granjas Mérida, de Temixco, donde los peritos de la Fiscalía General  confirman el típico hallazgo de una manta con el clásico mensaje… MIÉRCOLES. Individuos no identificados tirotean la puerta o el muro (la nota no lo precisa) del bar “La Chelería”, en la avenida Diez de Abril de Cuernavaca. Naturalmente, dejan un mensaje. La balacera fue reportada al 911… Mismo día en que un centenar de policías egresados de la Academia Estatal de Policía se manifiestan en la sede del Congreso local, para qué sino para pedir algo justo. Recientemente graduados, explican a reporteros que con el primer día de enero empezaron a trabajar haciendo labores de recorrido y vigilancia. Pero esa no es la nota, sino que se quejan de que ya pasaron tres semanas sin que les hayan pagado ni un céntimo de salario, tampoco les han proporcionado equipo y sólo les pagaron una mini beca de dos mil 250 pesos, en marzo cuando entraron a la academia. Dirigida la protesta a la Comisión Estatal de Seguridad que dirige el almirante Antonio Ortiz Guarneros, por presidir la Comisión de Seguridad y Protección Civil el tema cae en la esfera del diputado Marcos Zapotitla Becerro… que nada les podrá resolver. Pobres policías, maltratados incluso antes de empezar a trabajar formalmente por la disciplina castrense mal entendida que los tilda de “desertores”, susceptibles por necesidades propias y de sus familias a ser cooptados por la delincuencia, compañeros de los 180 policías estatales que, según el almirante Ortiz, posiblemente tienen nexos con el crimen organizado pero no los puede despedir porque están amparados. Y así cómo mejorar la seguridad de los ciudadanos… (Me leen después). 

 

José Manuel Pérez Durán
jmperezduran@hotmail.com