La presidenta de la Junta Política y de Gobierno (JPG) del Congreso Estatal, Ariadna Barrera Vázquez, tiene prisa. A ella y a los demás les urge nombrar a los cuatro nuevos magistrados del Tribunal Superior de Justicia TSJ. Recién anunció que en los próximos días comenzarán las negociaciones para que los diputados de la Legislatura saliente designen al cuarteto de magistrados del (TSJ) y a dos del Tribunal Justicia Administrativa (TJA). Señaló que una vez que el viernes pasado terminaron las entrevistas a los 141 aspirantes a dichos cargos, la JPG procederá a la revisión de los perfiles para “impulsar” los dos dictámenes que deberán ser votados por el pleno del Congreso antes del 15 julio. ¿Por qué es la prisa? El presunto acuerdo despide el tufo del “maiceo”. Algo que trae a cuento el procedimiento que dieciséis años atrás le fue fincado al en ese momento gobernador Sergio Estrada Cajigal pero lo salvó de la destitución la ina$i$tencia de un diputado que no votó en la sesión clave. La historia que con las variantes de tiempo y circunstancia podría repetirse en los meses por venir, lustrada por los fragmentos de esta nota del 29 de noviembre de 2005 en el periódico La Jornada: “El Congreso de Morelos turnó al Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) las 34 mil fojas que conforman el expediente del juicio político contra el gobernador Sergio Estrada Cajigal Ramírez, lo que constituye la última fase del proceso (...) El presidente del TSJE, Ricardo Rosas Pérez, afirmó que por la dimensión del expediente el tiempo para analizar el caso podría extenderse hasta 90 días, sin tomar en cuenta los del periodo vacacional de fin de año, por lo que el proceso podría ampliarse hasta mayo o junio de 2006. Sergio Estrada ha presentado cuatro controversias constitucionales contra el proceso que le inició el Congreso de Morelos en junio de 2004. Las dos primeras fueron rechazadas; la tercera fue desechada en casi todos sus puntos, pero admitida en el que lo declaraba suspendido del cargo, lo que hizo que permaneciera al frente del Poder Ejecutivo estatal (…) Las tres primeras controversias le fueron admitidas por el ministro Sergio Salvador Aguirre Anguiano, quien ha sido señalado de ser militante del PAN –y por tanto correligionario del gobernador–, por lo que se le ha acusado de proteger a Estrada Cajigal. La última controversia fue admitida por la ministra Olga Sánchez Cordero (…) En tanto, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concedió al gobernador una suspensión para no ser arraigado durante el desarrollo del “inminente” juicio político en su contra. (…) El gobernador alegó en su demanda “la inminente e inconstitucional notificación que pueda realizar el ciudadano Enrique Iragorri Durán, presidente de la mesa directiva del Congreso de Morelos (…) Asimismo, el mandatario estatal reclamaba a la ministra instructora de la controversia 73/2005 que suspendiera cualquier acto legal que lo separara del cargo de gobernador; cualquier orden tendiente a fincarle una responsabilidad penal y política, así como cualquier acto que ‘materializara’ su destitución”… Esta vez, la diferencia podrán hacerla los diputados de oposición de la Legislatura que entrará en funciones el 1 de septiembre. En 2018 predominante, ahora el PES no alcanzó ni un plurinominal ante Morena y demás partidos cuyos diputados electos forman mayoría. (Me leen después).

Por José Manuel Pérez Durán / jmperezduran@hotmail.com

Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de   The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado