Tras difundirse en redes sociales el anuncio de una fiesta clandestina para el próximo 15 de septiembre en la famosa “Casa que se regala”, va cobrando cada vez más notoriedad de los ciudadanos.
Ayer, unos jóvenes fueron captados en esta propiedad, entre avenida Palmira y El Paso Express, quienes, cautivados por los relatos de espantos, quieren vivir la experiencia y quizá “exorcizarla”.
Aseguraron que no habían podido acudir, por temor más a quienes pudieran habitarla como vagabundos que a algo que los espante, pero aseguraron que pretenden traer muebles para quedarse una noche ahí, “a ver qué pasa”.

¿Qué dice la leyenda?
De acuerdo con la leyenda, esta propiedad perteneció a un español que comenzó a edificarla a finales de los años 70, y que en las labores de construcción uno de los albañiles murió al caerle un bulto de cemento.
También que una niña fue enterrada en el jardín y a ello siguió el suicido de dos personas; antes, como última voluntad, pidieron que sus cuerpos fueran remitidos al sótano de la propiedad.
Es así como la casa pasa al abandono, y surge la leyenda de que quien permanezca 24 horas dentro de la misma, será el nuevo dueño.

Por REDACCIÓN DDM / local@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado