La confusión de la caravana de la familia LeBarón con un grupo rival delictivo pudo haber sido la razón por la que individuos armados emboscaron a estas personas, estimó el secretario de Seguridad Pública y Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo.

En conferencia, el funcionario federal aclaró que la zona serrana de los límites entre Sonora y Chihuahua, donde sucedió el ataque “sí hay enfrentamiento entre organizaciones criminales”, pues es disputada por diversos grupos.

Explicó que en Aguaprieta y en la parte de la sierra hay una célula delictiva vinculada al Cártel del Pacífico, en tanto, en Chihuahua hay grupos criminales que, en acuerdo con otros, “pretenden tomar el control de zonas territoriales en Sonora”.

El titular de la SSPC comunicó que ya se indaga este hecho, en los que, dijo, “hay avances serios” y que, por el instante, de acuerdo con Julián LeBarón, “los acontecimientos no están vinculados a una cuestión familiar”.

Durazo Montaño informó que hasta el momento se reportan nueve personas fallecidas tras la emboscada: tres mujeres y seis menores; además hay otros seis niños lesionado, una niña ilesa y otra más presuntamente extraviada.

“Los menores rescatados, en general, están en buenas condiciones, salvo una menor que tiene una herida de bala en la espalda, pero fuera de peligro”, expresó.

Al respecto, el mandatario Andrés Manuel López Obrador envió su pésame a la familia LeBarón por este ataque que calificó como una “desgracia lamentable” en la que murieron inocentes.

“Se va a hacer lo que en estos casos corresponde y es nuestra obligación: recoger la información para ver las causas para detener a los culpables y así haya justicia”, comentó.