Tres policías estatales y un voluntario de la Cruz Roja ejecutados, así como nueve personas heridas entre ellas paramédicos y pobladores de San Juan Tenería y un policía estatal levantado, dejó un ataque con fisiles AK-47, cuernos de chivo, cometido por un comando con vestimenta tipo militar que irrumpió la mañana de ayer en la cancha municipal de esa comunidad de Taxco, donde miembros del Consejo Municipal de la Cruz Roja entregarían ayuda humanitaria.

Versiones no oficiales indican que se adjudicaron el ataque presuntos miembros del Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) que disputan el territorio en esa zona de la región Norte del estado con el grupo autollamado Gente Nueva, que es una escisión del grupo Guerreros Unidos.

San Juan Tenería es una pequeña comunidad asentada en la parte serrana del municipio de Taxco, a unos 45 minutos de la cabecera municipal, en la carretera que lleva hacia Tetipac e Ixcateopan, y que colinda con el poblado de El Aguacate, donde el 24 de julio pasado un grupo armado ejecutó a balazos a cuatro vecinos, ente ellos dos hijos del comisario Marcial Bustos, de 17 y 19 años.

 

El ataque

Ayer por la tarde, vía telefónica un miembro del Consejo Municipal de la Cruz Roja de Taxco que estuvo en el lugar del ataque, de quien se omite su nombre por seguridad, narró el terror que vivieron durante más de 20 minutos.

Contó que los miembros de la Cruz Roja llegaron a las 9:50 de la mañana, pues habían citado a los pobladores a las 10:00 para entregarles la ayuda como cobertores, chamarras y medicamentos, ante el inicio de la temporada de frío. Ayer, en San Juan Tenería, ubicada en la parte serrana de Taxco, se iniciaría la campaña de apoyo humanitario destinado a las comunidades  de toda la parte alta.

Llegaron en convoy compuesto por una ambulancia, una camioneta de un particular, dos camionetas de la Delegación Estatal de la Cruz Roja cargadas con los cobertores y una patrulla de la Policía Municipal en la que iban los cuatro policías estatales.

Narró que el grupo armado llegó cuando el personal de la Cruz Roja daba una capacitación de primeros auxilios a unos 70 vecinos, hombres, mujeres y niños, les enseñaba cómo atender lesiones de un accidente o una cortadura.

“Escuché que llegaron corriendo, se escuchaba como una carrera, eran como 20 jovencitos, de 18 a 20 años, llevaban ropa como de militares y armas largas, llegaron disparando en contra de todos, sin importar que había mujeres y niños”.

“Eran armas de alto poder, no conozco de armas pero sé diferenciar de una escopeta”, dijo el testigo y calculó que la balacera duró unos 25 minutos.

“Vimos a una de las chicas de Cruz Roja que estaba herida se iba arrastrando y estaba sangrando, la ayudamos a meter a la comisaría, las mujeres y los niños estaban gritando y llorando pero les pedimos que se callaran, se escucharon ‘muchisísimas’ detonaciones”.

Describió que a partir de los primeros balazos todo fue un caos, todos corrieron para resguardar sus vidas, algunos se refugiaron en la comisaría municipal, que está en la misma cancha techada, y en otra tiendita que hay en el lugar, otros se tiraron al piso.

Contó que los policías estatales se defendieron y repelieron la agresión, pero los superaban por mucho en número, los policías sólo eran cuatro y los pistoleros como 20, todos con fusiles.

Se le preguntó si el grupo armado llegó disparando sólo a los policías, pero afirmó que no, el ataque fue “en contra de todos los que estábamos ahí, llegaron agrediendo directo”.

Dijo que escucharon gritar a uno de los pistoleros que el ataque “no era en contra de la población civil sino en contra del gobierno municipal de Taxco”, sin embargo hubo heridos de la Cruz Roja y pobladores.

Trascendió que los policías estatales que iban en la patrulla de la policía municipal estaban asignados como escoltas del alcalde Marcos Efrén Parra, pero éste no iba en esa caravana ni estaba prevista su presencia en esa actividad.

El testigo describió que los delincuentes mataron a tres policías “y se llevaron a otro”, también mataron a un “alumno” de Cruz Roja y dejaron a tres paramédicos de Cruz Roja heridos y a cinco pobladores.

Narró que cuando todo se quedó en silencio, escucharon cuando uno de los pistoleros dijo “todavía se mueven, mátalo”, en referencia a uno de los policías estatales que había quedado lesionado.

En algunas fotografías que fueron difundidas, se ve que los tres policías tienen impacto de bala en la cabeza, como el tiro de gracia. También se ve el piso cubierto por cientos de casquillos percutidos al pareces calibre 7.62 usados para fusil AK-47 conocidos como cuerno de chivo.

Denunció que en cuatro ocasiones le llamó al secretario de Gobierno municipal de Taxco, Esteban Sotelo para solicitarle apoyo pero nunca le tomó la llamada, también le llamó al secretario particular del alcalde Marcos Parra pero le colgó la llamada. Fue a través de sus familiares y amigos que pidió ayuda al 911 y Protección Civil municipal.

En la entrevista vía telefónica, informó que de los tres paramédicos de Cruz Roja lesionados, dos están graves y estaban en quirófano, entre ellos una joven de unos 20 años. Agregó que serían trasladados a las instalaciones de la Cruz Roja de Taxco para recibir una mejor atención.

Reveló, que pobladores de San Juan Tenería contaron que ese grupo armado ya tenía dos semanas “aterrorizando” la comunidad.

Dijo que a los heridos los empezaron a bajar al hospital general Adolfo Prieto de la cabecera municipal de Taxco hasta más de una hora después cuando llegaron efectivos del Ejército y personal de Protección Civil municipal, pues a los carros que ellos llevaban, los delincuentes les poncharon las llantas y le dispararon a los tanques de gasolina.

Los pistoleros le dispararon también a las ambulancias, a la patrulla, camionetas y carros particulares.

Anoche, fuentes de la policía estatal explicaron que los policías del estado iban a bordo de una patrulla de la Policía Municipal porque la de la propia corporación en la que irían estaba descompuesta y por eso solicitaron el apoyo al Ayuntamiento, que facilitó el vehículo, pues los cerca de 60 policías municipales de Taxco están desarmados desde octubre de 2014, derivado de las investigaciones del caso Ayotzinapa y su probable responsabilidad en el hecho.

Ayer poco antes de las 12 de la noche, fuentes oficiales consultadas precisaron que en el grupo enviado a San Juan Tenería para dar apoyo de seguridad al personal de Cruz Roja iban cinco policías, de los cuales dos fueron localizados ilesos que lograron escapar durante el ataque.

 

Con información de medios locales.



Loading...