CUERNAVACA, MORELOS.- Por la mayoría mínima, el Pleno aprobó el punto de acuerdo para que la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización (ESAF) lleve a cabo auditorías especiales a las cuentas públicas 2016, 2017 y 2018 de los órganos de control interno (OIC) de la Comisión de Derechos Humanos, el Tribunal de Justicia Administración, el Colegio de Morelos, el Instituto Morelense de Información Pública y Estadística y el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana.

Las diputadas que integran el G7 votaron en contra, al advertir la ilegalidad del nombramiento de la actual encargada de despacho de la ESAF, América López.

El argumento es que esta solicitud busca observar “los principios de vigilancia y control al gasto público” y así tener acceso a la revisión del uso que dichos entes hicieron de los recursos públicos en los ejercicios fiscales señalados y agregó que es obligación de cualquier “poder público o instancia pública” rendir cuentas a la sociedad.

Se aseguró que de acuerdo con los antecedentes disponibles, no hay antecedentes de que la Auditoría estatal haya fiscalizado las cuentas públicas de los ejercicios fiscales referidos.

Ven graves conflictos

Se argumenta que en algunos entes autónomos hay graves conflictos de interés, como por ejemplo, el que se presume hay en el Impepac, donde la encargada del órgano interno de control, Blanca Aldana, es responsable de la ejecución del gasto.

Las auditorías se instruyen después de que la Comisión de Derechos Humanos hizo una recomendación al diputado, por violencia política de género, y después de que tres consejeros del órgano electoral solicitaron la remoción de la contralora interna, tras acusarla de actuar de forma sesgada en la revisión del gasto del presupuesto.

Argumentan oposición

La coordinadora del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, Tania Valentina Rodríguez Ruiz, argumentó que su voto sería en contra del acuerdo en virtud de que hasta el momento no se ha clarificado el nombramiento de la actual encargada de despacho de la ESAF y no se le puede pedir que revise de manera especial cuentas públicas, cuando su propio nombramiento está en tela de juicio; junto con ella votaron en contra las diputadas que conforman el Frente Progresista. 

 

Antonieta Sánchez
antonieta.sanchez@diariodemorelos.com