Durante un mensaje afuera de la Casa Blanca, el presidente Donald Trump anunció el despliegue del Ejército para frenar disturbios en Estados Unidos

“Estoy movilizando todos los recursos federales, civiles y militares disponibles para detener los disturbios y los saqueos para poner fin a la destrucción y los incendios provocados y para proteger los derechos de los estadounidenses que respetan la ley”, dijo Trump.

Casi al mismo tiempo de que Trump iniciara su alocución los efectivos de seguridad empezaron a lanzar gases lacrimógenos contra los manifestantes congregados en las inmediaciones de la mansión presidencial que protestaban contra el asesinato del afroamericano George Floyd, hace hoy una semana en Mineápolis (Minesota), a manos de un policía blanco.

El presidente de los Estados Unidos habló desde la Casa Blanca sobre las protestas que continúan en distintos estados luego de la muerte de George Floyd cuando fue arrestado por la policía de Mineápolis. "Lo que pasó en nuestra capital anoche fue una desgracia. Activamos el toque de queda a partir de las 7:00 p.m. y quien viole la ley será detenido y se enfrentará a cargos criminales", dijo el mandatario.