Cuernavaca, Morelos.- Patricia Torres Rosales, regidora del Ayuntamiento de Cuernavaca con licencia, por Morena, anunció que interpondrá denuncias contra quien o quienes resulten responsables por la caída del puente colgante del Paseo Ribereño; otra por violencia política de la que ha sido víctima de parte del regidor Fernando Carrillo, y otra por la falta de personal paramédico.
Afirmó: “Todo tiene que salir a la luz pública de lo que sucedió, quien sea responsable tendrá que pagarlo; fuimos muchas personas las que estuvimos en peligro y nuestras vidas”.
Además, dijo, analizará interponer denuncia en contra del regidor Fernando Carrillo, de Acción Nacional, por violencia política de género, “ya que no es la primera vez que toma actitudes en mi contra, y estoy valorando con el equipo jurídico de mi partido como proceder jurídicamente”, advirtió.
Torres Rosales agradeció a los dirigentes y militantes de Morena como Dolores Padierna, Mario Delgado, Raúl Ojeda, Gerardo Albarrán y otros más, que han estado pendientes de su recuperación y le han ofrecido el acompañamiento para atender jurídicamente el caso.
Por otro lado, la regidora agradeció a quienes han estado pendientes de su salud y su recuperación, y confía en regresar pronto a trabajar por los habitantes de la ciudad de Cuernavaca.

En aislamiento
En cuanto a su salud, Patricia Torres señaló que actualmente, por lo delicado que resultó la fractura, tiene que estar aislada de familiares y amigos para evitar que alguna bacteria contamine la herida.
Informó que estará medicada mes y medio para que le vuelvan a realizar un estudio a fin de corroborar que no hay riesgo; pero, dijo que es un proceso muy doloroso para ella y sus familiares.
Al recordar el día del accidente, señaló que la cadena del puente colgante se reventó y fue la que le cortó el hueso del pie. La concejal destacó que quienes estuvieron con ella, le comentaron que tardó mucho tiempo tirada y expuesta a las aguas que corren en la barranca; “en ese momento, me platican las personas que me auxiliaron que me desmayé y recobré el sentido hasta que ya estaba el paramédico auxiliándome”, expresó.
Y cuestiona: “Cómo es posible que no había una ambulancia, paramédico o alguna autoridad que nos auxiliara. La ambulancia tardó muchísimo”. 

Por: STAFF DDM
/local@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado