compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El ex ayudante de Acapantzingo, Julián Jiménez Andrade, se niega a entregar las instalaciones de la ayudantía, por lo que no se descarta el uso de la fuerza pública para recuperarlas, señaló el regidor de Gobernación y Reglamentos, Eduardo Bordonave Zamora.
“Ya fueron electos los ayudantes de las demarcaciones, pero en la de Acapantzingo el ayudante anterior Julián Jiménez se niega a entregar las oficinas con el argumento de que tiene algunas peticiones para el Ayuntamiento, no sabemos cuáles sean”, refirió Bordonave Zamora.
Dijo que como en cualquier proceso de elección popular, no depende de quién ocupó antes el cargo estar de acuerdo o no con quien en este caso determinaron, y que fue Gerardo Abarca Peña, quien a partir del 1 de abril, ya es oficialmente el ayudante municipal por los próximos tres años.
“Es un absurdo querer presionar mediante un chantaje para conservar las instalaciones y queremos informar que Gerardo Abarca estará trabajando con instalaciones o sin ellas con el apoyo del Ayuntamiento”, agregó el concejal de Gobernación y Reglamentos. 

Por:  Rogelio Ortega  / [email protected]