Cuernavaca, Morelos.- Supervisar que los estudiantes de educación básica acudan a clases bien alimentados es una de las medidas estrictas que se prevé implementar en los centros escolares para garantizar que se encuentran en las condiciones adecuadas para recibir el aprendizaje, indicaron
autoridades educativas.

Aún analizan las medidas y protocolos que garanticen que un estudiante asiste a clases, después de desayunar, pues mediante la estrategia Diálogos Familiares los padres y maestros podrán tomar acciones para evitar esta problemática que hoy se refleja en el 50 por ciento de los jóvenes de secundaria.

“Tendríamos que hacer conciencia, sensibilizar a padres y alumnos de que este comportamiento de la ausencia de alimentos para ir a la escuela no es nada correcto; cerrar filas para que se resuelvan estas manifestaciones de no desayunar, ya que no hay explicación del porqué está
sucediendo.

“Vamos a tomar medidas estrictas para vigilar esta problemática y resolverla”, indicó Fernando Pacheco Godínez, director del Instituto de Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM).

Señaló que mediante la estrategia tomarán acuerdos por las propias escuelas, principalmente, para tener un seguimiento y una vigilancia, con acciones en corresponsabilidad de planteles y padres de los alumnos.

En este contexto, Pacheco Godínez precisó que el IEBEM apoyará con acciones a las escuelas, ya que ahí es donde se enfrentarán todas las problemáticas, conductas y conflictos que se susciten para elaborar una agenda y resolverlas, en coordinación con las autoridades educativas y los órdenes de Gobierno.

Por: GUILLERMO TAPIA
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...