compartir en:

Tras ser interceptada en la carretera a Chiautempan y amedrentada con armas, la diputada perredista de Morelos, Lucía Meza Guzmán, acusó abuso del gobierno de Tlaxcala, ya que policías estatales le pararon el alto y sacaron armas sin motivo alguno.

Sostuvo que vino a Tlaxcala con un grupo de diputados federales para vigilar los comicios, pues presumen que el gobernador, Mariano González está metiendo manos en la elección que se desarrolla este día en la entidad, sin embargo, fue intimidada por elementos de seguridad.

Y es que incluso en Tlaxco se detuvo ayer a cinco personas de su equipo y los llevaron a la procuraduría de justicia, de los cuales tres fueron liberados y cinco siguen detenidos.