compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Dos restaurantes bar de la capital morelense fueron suspendidos por comercializar una bebida denominada “Perla Negra”, combinación de alcohol con un energizante, que puede ocasionar riesgos a la salud.
       Lo anterior se da luego de que la delegada en el estado de Morelos de la Profeco, Zaira Fabela Beltrán, instruyera al personal de verificación y vigilancia para realizar operativos y evitar que se comercialicen bebidas alcohólicas combinadas con bebidas adicionadas con cafeína o “energizantes”.
Detalló que la alerta emitida por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) el pasado 7 de octubre se aplica también en Morelos.
La Delegada dio instrucciones al personal de verificación y el sábado 15 de octubre por la noche se iniciaron estas acciones de verificación en restaurantes, bares y centros nocturnos.
 Por lo anterior, se verificó a los establecimientos que ofrecen en cartas menú, listas de precios o publicidad, cockteles o bebidas alcohólicas combinadas con bebidas “energizantes”, sin información o advertencia a los consumidores del riesgo a su salud.
Como resultado, se impusieron sellos de suspensión en dos restaurantes-bar de Cuernavaca, pues se detectó que ambos  ofrecían en su carta-menú el producto denominado “Perla Negra”, el cual contiene una combinación de bebida alcohólica con una bebida “energizante”.
Asimismo se comercializaban bebidas adicionadas con cafeína sin que se exhibiera la información o advertencia a los consumidores del posible riesgo a su salud en caso de que éstas sean mezcladas con bebidas alcohólicas.
Se inició con los procedimientos administrativos, y que en su caso se determinaran las sanciones económicas que correspondan, las cuales pueden ascender hasta un millón de pesos.
“Estas acciones tienen como finalidad salvaguardar los derechos primordiales de los consumidores, tales como son la vida y la salud de las personas”, dijo.

Operativos. La Profeco instruyó a su personal y detectó a dos restaurantes que comercializaban la bebida sin advertir a los consumidores de un posible daño.

Por: Ddm Redacción / [email protected]