La noche de este viernes Juan Pedro Cruz, alcalde de Tlahuelilpan informó que hay más de 61 heridos y alrededor de 20 muertos  por la explosión de la toma clandestina en un ducto de Pemex. 

 

De acuerdo con el alcalde, en el lugar ya se encontraban elementos del Ejército minutos antes de que el ducto explotara, pero que no pudieron hacer nada puesto que el número de ciudadanos superaba a los elementos y estos no hicieron caso a las recomendaciones.

 

 

Aunado a esto el Secretario de Gobierno de Hidalgo informó que 61 personas han sido trasladadas a diferentes hospitales para ser atendidos.

Cabe recordar que los hechos se registraron la noche de este viernes sobre la carretera Tlahuelilpan – Juandhó en la comunidad de San Primitivo, en el citado municipio hidalguense. 

 

 

De acuerdo con los primeros reportes, en el ducto se encontraban cientos de personas que con cubetas y bidones se llevaban el combustible que se estancó en la zona.

 

 

En el lugar se encontraban militares tratando de controlar la situación, pero debido al gran número de personas que había en la zona, les fue imposible retirar a los ciudadanos.