Cuernavaca, Morelos.- Morelos es una de las entidades más afectadas por la tala clandestina, de acuerdo con el Programa Nacional Forestal 2013-2018, donde sobresale por este tipo de actividades ilícitas; Huitzilac, Tetela del Volcán y Tlalnepantla, son consideradas “zonas críticas en materia forestal”.
La tala ilegal representa el 8% de las causas de la deforestación, y de acuerdo a estimaciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la producción de madera ilegal representa 30% del volumen anual autorizado en el país.
La tala ilegal se asocia a factores como insuficiente capacidad operativa para la aplicación de la legislación forestal y ambiental, problemas de gobernanza y tenencia de la tierra, sobrerregulación y restricciones para incorporarse al aprovechamiento forestal, corrupción, fallas en la aplicación de justicia, ausencia de controles suficientes adecuados del mercado, así como delincuencia organizada.
En Morelos hay una situación crítica de tala clandestina en los municipios del norte de la entidad, según señala la Profepa delegación estatal, quienes realizan operativos para detener estas actividades.
Al respecto, la delegada de la Profepa en Morelos, Ana Margarita Romo Ortega, informó que tan sólo en lo que va de este año 2018 ya son alrededor de 15 asuntos los que atiende en la entidad, derivado de estas prácticas.
“Algunos menores (asuntos), otros graves y puestas a disposición del Ministerio Público, entre otros, pero en el año ya se llevan alrededor de 15 asuntos por el tema de la tala clandestina”, precisó.
Las zonas donde mayor actividad ilegal se registra son en Huitzilac, Tetela del Volcán y Tlalnepantla, además de otros puntos al norte y al noreste de la entidad.

Guillermo Tapia
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA: