La vialidad en Cuernavaca 

La infraestructura vial se conforma por un entramado carretero interurbano y por vialidades urbanas de primer orden, las cuales siguen dos principios básicos: proporcionar una mayor fluidez al tráfico vehicular y coadyuvar mediante la eficiencia de las mismas, al abatimiento de contaminantes al medio ambiente.  

Cuernavaca como todas las ciudades de México que crecen sin planeación alguna, al paso de los años presentan entre otros, deficiencias en su entramado vial, lo que genera problemas de congestionamiento vehicular, el cual se agrava por la configuración topográfica de nuestra ciudad, que es atravesada de norte a sur por un sin número de barrancas y escurrimientos naturales que dificulta la construcción de infraestructura de comunicación de oriente a poniente.   

Los tramos carreteros que dan acceso a la Ciudad y que con el paso del tiempo y el crecimiento de la población han sido absorbidos por la mancha urbana son: de norte a sur la Carretera México – Cuernavaca, que originalmente en su tramo urbano dentro de la ciudad se convirtieron en la Avenida Morelos y la Avenida Emiliano Zapata, las cuales al ser absorbidas por la mancha urbana fueron sustituidas por el Libramiento de la Ciudad, actualmente llamado Paso Exprés; de oriente a poniente la Carretera Cuernavaca – Cuautla llegaba a la ciudad en lo que actualmente se conoce como la Avenida Plan de Ayala y en las afueras de la ciudad como Boulevard Cuauhnahuac y un segundo tramo al norte de la ciudad llamado Carretera Cuernavaca - Tepoztlán. 

Al interior de la ciudad en el año de 1975 se abrieron varias vialidades urbanas de importancia como la Avenida Domingo Diez, la Avenida Gobernadores (hoy Vicente Guerrero) y la Avenida Alta Tensión (hoy Poder Legislativo), para el año de 1980 se abrió la Avenida Teopanzolco, hasta la Avenida Plan de Ayala y en un segundo tramo la denominada Avenida Díaz Ordaz. 

Como se puede apreciar, la comunicación vial de primer orden existente es limitada, principalmente de oriente a poniente, lo cual genera saturación vial, mejor conocida como congestionamiento vehicular en algunas arterias, accesos, calles y avenidas de la ciudad. 

La infraestructura existe en materia de comunicación en la ciudad, no cumple con los requerimientos de un creciente flujo vehicular que aumenta cada año, lo cual obligó a las autoridades estatales del periodo de gobierno 2006 – 2012, a trabajar en un “Proyecto Integral de Infraestructura Vial”  que diera respuesta a la demanda de la sociedad; derivado de esta acción, se realizó el “Estudio Integral de Movilidad Urbana de la Zona Metropolitana de Cuernavaca”, documento que plantea diversos proyectos que promueven una solución a la problemática vial existente; sin embargo, como suele suceder llegó el nuevo gobierno y no pasó nada, no se realizó ningún proyecto y los ciudadanos seguimos enfrentando los problemas de congestionamiento vehicular en diferentes puntos de la ciudad que día a día se agudizan, los cuales se intensifican al grado de lo imposible cuando existen marchas o bloqueos.  

El Estudio de Movilidad Urbana que se señala, planteaba diversas acciones para dar solución a la problemática vial de Cuernavaca, dentro de las cuales se contaba con planteamientos de nuevas vialidades, acciones puntuales en vialidades existentes, fortalecimiento de núcleos existentes, reubicación de servicios urbanos, reestructuración de rutas de transporte público, reordenación de operación, tarifas y prepago y estrategias financieras para hacer frente a los gastos.

Así como existen antecedentes como el documento que se señala, también se cuenta con análisis viales realizados por el Ayuntamiento de Cuernavaca, logrando un acervo importante de proyectos, dentro de los cuales se pueden plantear entre otros, los siguientes: 

• Acciones de mejoramiento de los tres accesos importantes a nuestra ciudad: el de Buena Vista, el del Polvorín - Las Palmas y el de Paseo Cuauhnahuac, con el propósito, de solucionar el conflicto vial y el de tener accesos dignos que den la bienvenida a nuestros visitantes; 

• Proyectos geométricos que den solución a los nodos de conflicto vial, como: el de Degollado, el de la Glorieta la Luna, el cruce de Teopanzolco con la avenida Plan de Ayala, el final de la calle Diana con la nueva plaza Galerías, entre otros;

• Libramiento Norponiente, vialidad nueva que libera el tráfico vehicular al interior de la zona urbana, el cual fue sustituido por la construcción del Paso Exprés, obra que seguimos sufriendo desde su construcción y ahora operación, con múltiples accidentes que han ocasionado pérdidas de vidas humanas por la mala calidad del proyecto y construcción del mismo, actualmente a dos años de su inauguración, la obra sigue presentando fallas técnicas que pueden ocasionar graves accidentes;  

• Libramiento oriente tramo CIVAC – FIRESTONE, vialidad que permite disminuir la carga vehicular que presenta el Boulevard Cuauhnahuac y que facilitará el acceso de vehículos pesados con destino a la zona industrial;

• Aprovechamiento del derecho de vía del ferrocarril actualmente en desuso, gran oportunidad desaprovechada por nuestras autoridades tanto municipales como estatales, ya que en la actualidad se han convertido en zonas habitacionales, estacionamiento de plazas comerciales y calles cerradas para uso local;

• Accesos urbanos al libramiento de Cuernavaca que con la construcción del Paso Exprés quedaron vetados, perdiéndose la gran oportunidad de conformar un entramado vial más eficiente en la ciudad, que permitiera mejorar el servicio de comunicación y disminuir el congestionamiento vehicular existente;

•  Prolongación Teopanzolco – Ruiz Cortines, vialidad interior que permitirá dar continuidad al tránsito vehicular, al conectar Teopanzolco y Plan de Ayala con el Libramiento de Cuernavaca, generando un eje vial importante.

• Paso a desnivel en el crucero de la Avenida Teopanzolcon con la Avenida Plan de Ayala, punto conflictivo que genera gran congestionamiento en las horas pico;

• Paso a desnivel en el cruce de la Avenida Heroico Colegio Militar y Avenida Domingo Diez, obra que permitirá una conexión directa con la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y ofrecerá un tránsito vehicular más fluido en la zona; 

• El Eje Metropolitano, que aprovechaba las áreas federales de la CFE, permitiendo una mejor comunicación y reducción de tiempos de traslado entre los municipios de Cuernavaca, Jiutepec, Temixco y Emiliano Zapata; sin embargo, las autoridades del gobierno estatal 2013 – 2018, realizaron la construcción de este eje vial sobre terrenos de cultivo del municipio de Jiutepec y Emiliano Zapata.

Como se puede observar, existen proyectos viales factibles de realizarse; sin embargo, por situaciones políticas y económicas, no se han desarrollado en su momento, y por consecuencia, al día de hoy seguimos sufriendo congestionamiento vial en algunos puntos de la ciudad, que ha llegado a generar índices de contaminación atmosférica alarmantes porque son superiores a la norma.

No solo se requieren proyectos viales para dar respuesta al creciente problema de contaminación generado por el congestionamiento vehicular en varios puntos de la ciudad, se requieren acciones de gobierno para lograr la reestructuración de las rutas de transporte público que en la actualidad mueve a más del 63 por ciento de la población, con un parque vehicular en exceso y subutilizado; además de realizar estudios que propongan la creación de corredores de transporte público, que no afecten puntos tan importantes como el centro de la ciudad.

Complementario a esto, es la problemática que genera al tráfico la circulación de vehículos de gran tamaño, por lo cual se deben ubicar las terminales del transporte foráneo en las afueras de la ciudad.    

En pocas palabras, en los últimos años es muy poco o nada lo que se ha hecho por la problemática vial dentro de nuestra ciudad. 

Julio del 2019


Últimas Noticias