Cádiz.- El duelo entre el Cádiz y Valencia en LaLiga fue detenido por unos momentos debido a un presunto acto de racismo a Mouctar Diakhaby, quien dejó el encuentro al minuto 33 para irse al vestidor, explicando previamente su decisión al silbante del juego. 

Una jugada por alto con el futbolista del Cádiz, Juan Cala, fue lo que desencadenó la protesta, ya que el zaguero francés reclamó airadamente al rival, sin que en un principio se entendiera qué pasaba, ya que no hubo infracción 

Diakhaby comentó a sus compañeros del Valencia lo sucedido y todos decidieron apoyarle retirándose del campo, al tiempo que algunos elementos del Cádiz les pedían mantenerse en cancha.

Desafortunadamente, la protesta contra el racismo a Diakhaby duró escasos minutos porque los elementos del Valencia regresaron a la cancha de Cádiz para seguir jugando, pero sin el francés, quien se negó a retomar las acciones. Al final, perdió el Valencia 2-1.

Staff Diario de Morelos


También te puede interesar