México.- Mucho se habló de lo que sucedió en la Copa Confederaciones Alemania 2005 y que le costó un año de suspensión por dopaje a Aarón Galindo, pero todavía existen detalles que un día se conocerán.

“Lo que pasó es lo que sabemos, lo que no se saben son detalles importantes que en un futuro pueden salir a la luz, lo que puedo decir es que pasó; en lo personal no me gusta ser víctima, tomé el camino de hacer algo más que lamentarme, y mucho o poco pude tener años en el futbol”, dijo.

Aaron dijo que esa suspensión de un año manchó su carrera.

“Es algo lógico, la manchó sin duda, fue una experiencia difícil, pero me hizo crecer en todos los sentidos. Estoy orgulloso de lo que hice después, jugar en equipos de Europa, pero para mí fue algo muy grande, picar piedra después de lo sucedido, me mostró la fuerza que tengo”. dijo.

El canterano de Cruz Azul aceptó que algo que dejó pendiente en su carrera fue el de jugar una Copa del Mundo, que en teoría iba a suceder en Alemania 2006.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado