Tener un auto es una ventaja indiscutible, poder llegar a nuestros destinos cómodamente, no depender del transporte público ni de gente externa, manejar nuestros propios horarios, etcétera. Los dueños de auto somos dueños de nuestro tiempo y muchas veces, pasamos en nuestro auto más horas que en cualquier otro lado. Por eso, debemos cuidarlo y ser responsables en el uso que le damos. Para todos los conductores primerizos (también para los que manejan hace un tiempo pero nunca se acuerdan de las tareas a realizar), hay una pregunta que viene a la mente ¿cómo hago para que mi auto se vea siempre como nuevo? Tenemos buenas noticias, esto es posible y lo vamos a responder en estos 7 consejos simples para mantener tu auto.

 

7 consejos para mantener tu auto

 

  1. Cuida el interior.

A veces nos parece innecesario o simplemente no tenemos tiempo y nos olvidamos de limpiar nuestro auto hasta que su interior se vuelve una caja de sorpresas, en donde podemos encontrar desde botellas vacías, el libro que perdiste hace un mes y hasta un par de medias abajo del asiento. Evitemos este desorden y mantengamos el auto como nuevo. Podemos adquirir fragancias que den ese toque acogedor que el interior del auto necesita.

  1. ¡Que se vea bien!

Para el exterior del auto, recomendamos no olvidar de lavarlo, no dejar que la tierra se acumule hasta que los niños del barrio puedan dejar mensajes escritos en los vidrios. Un lavado por mes debería ser suficiente. Además, puedes utilizar cera para dejarlo brilloso y como nuevo.

  1. No todo es estético

Es importante que -además de cómo luzca el auto funcione realmente bien. Para esto son necesarias revisiones periódicas y visitas al mecánico. Vamos a hacer una lista detallada de los elementos técnicos que debes tener en cuenta. Algunos podrás revisarlos por tu cuenta, otros mejor dejarlos al mecánico:

  • Revisa las llantas, su alineado y balanceado, además del desgaste en los dibujos.
  • Chequea el nivel del aceite cada tanto y que no haya pérdidas cuando estacionas.
  • Presta atención a la batería (puede dejar de funcionar por el uso), el líquido de frenos y el transmisor.
  • Asegúrate de que los amortiguadores funcionan correctamente.
  1. Guarda tu auto en un garaje

Está comprobado que los autos que estacionan en la intemperie se ven deteriorados más rápidamente que aquellos que tienen el resguardo de un techo. Si no cuentas con un estacionamiento en tu casa, puedes consultar por tarifas mensuales de los estacionamientos para que te resulte más económico. Además de esta forma puedes evitar robos.

  1. Contrata un buen seguro

Tener un buen seguro de auto o no tenerlo va a ser una diferencia crucial si tu vehículo sufre algún accidente. Enfrentar los gastos de un arreglo de este tipo suele ser imposible para un trabajador promedio, generando grandes pérdidas económicas y la imposibilidad de arreglar el auto. En cambio con un seguro, te garantizas que pase lo que pase, tu auto estará como nuevo.

  1. Maneja correctamente

Muchas veces nos dejamos llevar por el estrés del tráfico, aumentamos la velocidad o frenamos bruscamente generando que el desgaste en el motor de nuestro auto sea aún mayor. Un auto va a tener la vida útil que su dueño le destine y para mantenerlo en condiciones tenemos que saber, que las formas de manejo son claves a la hora de alargar o achicar la duración del vehículo. Respeta la señales de tránsito y no te dejes llevar por la ansiedad.

  1. Utiliza el combustible adecuado

Cuando adquiriste el auto probablemente vino con un manual de usuario, allí te aconsejan un tipo de combustible particular y es recomendable respetar este pedido. Para que el auto tenga lo que necesita, no va a ser igual el tipo de combustible que le administres.

 

Decíamos que tener un auto es una ventaja indiscutible, pero trae a su vez ciertas responsabilidades que hay que cumplir para poder mantener el coche en buenas condiciones. No es mucho, pero es necesario tener en cuenta todo esto para que el auto tenga una larga vida a nuestro lado y pueda llevarnos a todos nuestros destinos. Si somos conscientes de revisarlo periódicamente, llevarlo al taller y todos los consejos que mencionamos previamente, podremos realizar largos viajes en el auto sin ningún problema.  

 

Autora: Constanza Domínguez