La narcoviolencia cobró 4 víctimas más en Ciudad Mendoza, Veracruz, el mismo lugar donde mataron a tiros a Valeria Cruz Medel, la hija de la diputada federal mexicana Carmen Medel.

 

 

Durante las primeras horas de la mañana de este 9 de noviembre se reportó el cuádruple homicidio en la Colonia Unidad Jardín del municipio Ciudad Mendoza, cerca del panteón municipal de la localidad donde asesinaron a Valeria.

La identidad de los occisos permaneció en el anonimato, pero se detalló que los 4 fueron decapitados y no tenían lengua. Parece ser un "ajuste de cuentas" del narcotráfico.

 

 

Se desconoce si este crimen tiene relación con el de la hija de la diputada, a quien según con la versión oficial, confundieron con una mujer vinculada con el líder del grupo delictivo "Los Zetas".

 

 

Esta información fue confirmada por la autoridad veracruzana ya que intervinieron cuentas de redes sociales. Así supieron que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) envió a un hombre a matar a la mujer, pero en su lugar asesinó a la hija de la diputada.

 

Te puede interesar: 9 disparos recibió hija de diputada

 

El gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes informó que 4 horas después del asesinatode Valeria el autor material del crimen, identificado como "El Richy", apareció muerto en una camioneta marca Mazda.

Yunes detalló en entrevista con el noticiario mexicano "Despierta con Loret" que la intención de "El Richy" era llevarse a la joven, pero como ésta se negó, le disparó en 9 ocasiones.

 

 

 “Seguramente confundió a la joven que no tenía que ver con ninguna actividad indebida”

 

 

También refirió que en la zona hay una lucha entre grupos delictivos. El diario mexicano Proceso detalló que existen pugnas entre Los Zetas, Cártel Jalisco Nueva Generación y Sangre Nueva Zeta.

 

Te puede interesar: Encuentran muerto a presunto asesino de hija de diputada

 

La violencia en Veracruz es sólo un ejemplo de lo que sucede en la República Mexicana. Sólo el 24% de los mexicanos mayores de 18 años consideran que la ciudad donde viven no es peligrosa, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

En 2017 se registró la cifra más alta de homicidios de la historia con 31.174 personas asesinadas, lo que representó un aumento del 27% con respecto al 2016. Sin embargo, el 2018 podría ser aún más sangriento.