Starlink, el servicio de internet por satélite promovido por SpaceX, la compañía espacial de Elon Musk, ya se puede contratar en algunas partes de México a través de un pre-registro.

Para saber si una zona determinada entra en los planes a corto plazo de la empresa, es necesario acceder a su página oficial:

https://www.starlink.com/

e introducir un correo electrónico y cualquier ubicación dentro del país. Comenzará a funcionar entre mediados y fin de año y la disponibilidad es limitada, por lo que la empresa dijo que los pedidos se atenderán por orden de llegada.

¿Cuándo llegará a Morelos?

De acuerdo con una consulta hecha por Diario de Morelos, el servicio estará disponible a final de año.

En los casos de Ciudad de México y el Estado de México el sitio hace una valoración de la cobertura y despliega un mensaje anunciando la fecha tentativa para la disponibilidad del servicio.

Tras comprobar que el área seleccionada se encuentra dentro del rango de señal, la página redirigirá a un formulario en donde se pedirán datos como nombre, forma de pago y un depósito de USD 99 que -según la página- no garantiza el servicio. El depósito es reembolsable en caso de que la solicitud no sea aceptada.

Pensado para llevar internet de grandes velocidades a zonas remotas, Starlink tiene un costo elevado para el usuario. El hardware necesario para la recepción de la señal hay que comprarlo y cuesta unos 10,264.43 pesos mexicanos (USD 499), a los que hay que sumar los gastos de envío (aprox. 60 dólares en Ciudad de México) y el precio de cada cuota mensual de 2,039 pesos (USD 99).

Además, según admitió la empresa, el internet satelital de SpaceX no alcanzará de momento grandes velocidades. Durante la fase de pruebas que ya funciona en Canadá y Estados Unidos, Starlink señala que las velocidades pueden variar de 50Mb/s a 150Mb/s y la latencia de 20ms a 40ms en la mayoría de los lugares.

La empresa advirtió que habrá “breves periodos de ausencia de conectividad”.

Qué es Starlink

Starlink se basa en una red de pequeños satélites que se pretende cubran toda la Tierra —excepto los polos—. Si el proyecto llega a su término, durante esta década tendrá 12.000 satélites en órbita, aunque el servicio comienza este año con una primera fase de 1.500. De momento, se han lanzado 1.137 aparatos.

A principios de 2020, la compañía de Elon Musk comenzó a lanzar los satélites Starlink a la órbita baja terrestre para ofrecer internet de banda ancha. Este 20 de enero lanzó desde el Centro Kennedy otros 60 satélites para ofrecer acceso a internet desde la órbita baja de la tierra, completando la decimoséptima misión del programa.