Mire usted nada más: ¿cómo es posible que dos meses después de instalarse la LIV Legislatura, trabajos pendientes como la revisión de las jubilaciones “doradas” y la resolución del conflicto social en Hueyapan, entre otros, se encuentren detenidos sin preverse algún cambio próximo? Pero lo peor es que los diputados sean tan cínicos que lo declaren con bombo y platillo, cuando su obligación es resolver los problemas; ya tienen en el cargo más de dos meses y ya es tiempo suficiente para que veamos claro, pero al parecer, según la presidente de la Junta Política y de Gobierno, no han tenido tiempo.

Salieron medio lentos y chafones, no hacen más que declaraciones, pero en realidad no hemos visto que resuelvan problemas. Nada más analice usted: uno declara que van a investigar, otro dice que hay que quitar las cuotas de las carreteras, otro que van a pedir que los estacionamientos de las tiendas de autoservicio no cobren porque es un abuso, pero lo preocupante no es que lo declaren, sino que hicieran la afirmación de que ya están fuera las pensiones doradas, que ya se resolvió el conflicto de Hueyapan, que ya tenemos la determinación de acuerdo con la cual los estacionamientos no cobran, pues se ha tramitado esto con Capufe que no se cobren las cuotas desde tal día. Están los legisladores nuevos como los de la “nueva visión”, con puras declaraciones y promesas que se lleva el viento y nada en efectivo.

Fíjese si no. La presidente de la JPG señaló que continúa el análisis de los expedientes de las jubilaciones otorgadas por la LIII Legislatura. Al no ser una labor fácil, porque no cuentan con toda la información pertinente de esos expedientes, trabajan con la Consejería Jurídica para solucionar este tema. “No es fácil, se debe checar expedientes y constancias, y visitar los municipios, además de que se debe verificar que los expedientes no sean falsos”, señala. Eso ya lo sabemos, pero la verdad es que las soluciones siguen en veremos.

De igual modo sucede en el tema de la reestructuración del Concejo Municipal Indígena en Hueyapan, tras rechazar los pobladores la imposición de una Ley Orgánica Municipal que no reconoce sus usos y costumbres indígenas, además de solicitar la modificación del decreto por el que fue designado David Montes Rosales como miembro del Concejo Municipal; se enfatizó que, según su percepción, se debe reponer el proceso y sujetarse a la voluntad del pueblo que eligió y lo volverá a hacer; por lo cual no debería suscitarse ningún inconveniente y se respetará la decisión de los pueblos indígenas. Pues que repongan el proceso y el procedimiento, pero ya, porque de puras declaraciones y buenos deseos ya estamos cansados.

En la misma conferencia de prensa, al preguntarle sobre porqué aún no se vota el decreto por el que se reforman diversas disposiciones a la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado, presentado en la sesión ordinaria del pasado 29 de agosto, señaló solemnemente que se ese tema es responsabilidad de la Comisión de Puntos Constitucionales, que sesionará la próxima semana para poder dictaminarla. “Apenas se está abriendo el tema de la discusión, así como la Ley del Notariado”, dijo. Pero tienen ya dos meses en el cargo y no definen.

Acordémonos del dicho de que “el camino del infierno está lleno de buenas intenciones”. Lo que necesitamos en el Congreso local es eficiencia, eficacia y que se tomen decisiones para que los asuntos no se sigan acumulando; de la misma manera, las responsabilidades de los ex diputados ya se han ido a segundo plano, a pesar de que faltan millones de pesos de los morelenses. En lugar de tanta declaración, que nos den soluciones. ¿No cree usted?

En otro asunto, vemos que cada día será más difícil circular en Cuernavaca, ya que una vez más, a finales del sexenio anterior, con fines electorales la Secretaría de Movilidad y Transporte repartió más de cinco mil permisos nuevos, afirma el líder de taxistas.

La venta indiscriminada de permisos durante el sexenio agudizó la sobresaturación del servicio y el pirataje, y desde luego les dejó muchas ganancias en efectivo y sin recibo a personajes que ya se fueron.

“Los niveles de corrupción con los que se manejaron ex titulares de la Secretaría de Movilidad y Transporte en el sexenio anterior hacen que, todavía, en la mayoría de los rincones de esa dependencia apeste”, señaló Víctor Mata, miembro de la Coalición de Representantes de Transportistas de Morelos.

Son más de cinco mil los permisos o supuestas concesiones que a finales del sexenio se comprometieron con algunas agrupaciones, a fin de sacar ventajas electorales con el fin de hacer ganar “príncipe heredero” del gobernador (aunque ni así la hizo) y los permisos jamás fueron regularizados y se dejaron como legado.

Al respecto, Mata aclaró: “Nosotros no tenemos ningún inconveniente en el sentido de que la SMyT intensifique los operativos para ubicar a todas esas unidades irregulares y, conforme a los antecedentes, sacarlas de circulación o llegar a alguna definición; pero, a decir verdad, ya se le tiene que dar vuelta a esa hoja”.  ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León

totolavin@outlook.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado