Como todos sabemos, el problema de la inseguridad que dejó el gobierno que se fue hace poco es verdaderamente grave, el haber dejado crecer el mundo de la delincuencia de la manera como lo hizo el anterior gobierno le ha dejado al actual un problema verdaderamente grave. De las declaraciones de los líderes de los comerciantes del Centro de Cuernavaca, que hicieron cada uno por su lado, entresacamos estos señalamientos al respecto:

“Cuando existe una transición hay un vacío de poder, que da como resultado el aumento de la inseguridad que todos vivimos, se sacrifica a la ciudadanía en manera de seguridad; no queremos que sigan las discrepancias entre el Gobernador del Estado y el Presidente Municipal; queremos que se le garantice a los ciudadanos, que haya transición o no, el compromiso de la autoridad con la ciudadanía no puede ser interrumpido ni por falta de presupuesto ni por cambio de autoridades”, señaló el Presidente de los Comerciantes del Centro de Cuernavaca, Eduardo Peimber Ortiz.

“Los morelenses, los cuernavacenses, pedimos a las autoridades un modelo efectivo de seguridad”, pidió el empresario Javier Arámburu. “Que no venga a reinventar estrategias que no han dado resultados el gobernador del estado como jefe máximo, ya que en él recae la responsabilidad de la seguridad y debe de haber una verdadera coordinación para tener resultados a corto plazo”. El presidente de los comerciantes del centro histórico afirmó: “Nuestro estado no se merece estar en las condiciones a que nos ha arrastrado esta inseguridad y es por ello que alzamos esta voz de alarma para que ya empiecen a dar los resultados esperados estas autoridades que inician este nuevo gobierno”.

Morelos se encuentra entre los primeros 10 lugares a nivel nacional con mayor registro de casos en los delitos de homicidio doloso, feminicidio, secuestro, robo de vehículo y robo a transeúnte del fuero común. Y cómo no va ser así, si el gobierno que ya salió dejó libre a más de mil maleantes en los últimos meses del gobierno perredista.

En las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el estado, el número de delitos por cada 100 mil habitantes supera la media nacional en feminicidio y secuestro.

Respecto a homicidio doloso, la media nacional es de 19.26; el estado de Colima de está con 67.92; después Baja California con 53.57; después está Guerrero al registrar 51.42; Chihuahua, 40.11; seguido por Quintana Roo, 36.56; Guanajuato, 36.32, y Morelos en séptimo con 28.73.

En secuestro, dentro de las 32 entidades, Morelos está posicionado en el tercer lugar, que según la estadística presenta como media nacional 0.65; sin embargo, el estado de Tamaulipas está en primer sitio con 2.68 por cada 100 mil habitantes; en segundo Zacatecas con 2.17 por cada 100 mil habitantes, y Morelos con 1.51, por cada 100 mil habitantes.

En tanto, en feminicidio la media nacional es de 1.10 por cada 100 mil mujeres. No obstante, entidades como Nuevo León supera a la media nacional al presentarse 2.51 casos por cada 100 mujeres, con el primer lugar; seguido por Guerrero con 2.40; Colima, 2.33; Sinaloa con 2.32; Chihuahua, 2.27, y en sexto sitio Morelos con 1.94. Ha sido un año verdaderamente difícil con un gobierno que terminaba, pero no acababa de robar, por lo que dejó una inseguridad galopante. Mire nada más:

En lo que se refiere al homicidio doloso, la media nacional es de 19.26; el estado de Colima está con 67.92; después Baja California con 53.57; después está Guerrero al registrar 51.42; Chihuahua, 40.11; seguido por Quintana Roo, 36.56; Guanajuato, 36.32; y Morelos en séptimo con 28.73. En robo de vehículo, la entidad morelense está en octavo sitio con 140.57, cuando la media nacional fue de 134.05, y en primer lugar está Baja California con 371.40; Estado de México con 261.70; Querétaro en tercer sitio con 244.05; y en cuarto, Aguascalientes con 221.54. Así, respecto al delito de robo a transeúnte, la cifra nacional señala 40.83; sin embargo, en Tabasco la cifra fue de 191.26; Aguascalientes con 147.11; seguido por Baja California 107.05; Ciudad de México en la posición cuatro con 90.50; Querétaro en 89.78; Jalisco en 63.15; Estado de México, 60.14, y en octavo sitio Morelos con 47.85.

La información señala que, en cuanto al delito de extorsión, la media nacional fue de 4.07, donde Morelos estuvo por debajo al presentar un registro de 0.91; respecto a robo a casa habitación la media nacional fue de 52.8, pero la entidad estuvo en el octavo sitio, al presentar 84.22, en una cifra menor que lo registrado en estados como Colima con 260.24, Baja California Sur, 240.15, Aguascalientes con 209.52, y Baja California con 163.03.

Así las cosas, la inseguridad es un grave problema que heredó esta administración y que esperamos que empiece a resolverse para beneficio de todos. ¿No cree usted?

 

Por: Teodoro Lavín León

[email protected] / Twitter: @teolavin