Como podemos ver, muchos partidos han tenido errores de cálculo y, sobre todo de conocimiento; así las cosas, en el PRIPRD las cosas no están sencillas y, al parecer, les rechazan la coalición porque hacen al mismo tiempo candidaturas comunes con otros partidos, todo por un error de quienes –supuestamente- ayudan o están en las secretarías de acción electoral, pero, como les da flojera leer, no se dieron cuenta de que la ley prohí be que se hagan coaliciones y candidaturas comunes con otros partidos. Es de primaria, pero así de grave es la falta de profesionalismo de aquellos a quienes tienen dizque de asesores o funcionarios de los partidos. Si de por sí ir con el PRD todo el mundo lo ve como si fueran a revivir a la gente de Graco; el PRI necesita gente con capacidad y conocimiento, no los mismos que podemos ver que no sirven. Si, como se señala en las redes sociales, el PRI va en coalición en Cuernavaca, será Toño Sandoval el candidato con todo el apoyo de los dos partidos porque el ex diputado escogido en principio, que vive en el extranjero, se rajó y los dejó colgados. ¿Y cuáles serán los candidatos del PRI?, no lo sabemos. Toño es propuesta del PRD, el candidato a Jiutepec también, sólo Guillermo del Valle es la propuesta priista que supuestamente iba también con el Verde, pero la dirigencia estatal privilegió la coalición con el PRD. En Cuernavaca se pone interesante, pues si Toño va por la coalición, como ya lo señalamos, le quitará votos al PAN, ya que viene de una familia que ha tenido siempre acercamiento con Acción Nacional; recordemos que su papá fue diputado por el PAN, así que quien vaya por el PAN ahí tendrá una disminución de votos. Por lo que se refiere al PAN, parece casi seguro que sea José Luis Urióstegui con el PSD en coalición, llevando para diputados federales a Bolaños y los Martínez Terrazas entre ellos. Por lo que se refiere al partido que tiene mayor intención de voto, que es Morena, la bronca inicial no se ha calmado y los locales están en contra de la coalición que la Delegada del CEN de Morena firmó junto con el presidente nacional Mario Delgado. Lo cierto es que la base de Morena insiste en rechazar al PES. Así lo declararon ayer algunos militantes de dicho partido, encabezados por la diputada Alejandra Flores: “No tiene ninguna autoridad para suscribir alianza ninguna, como ustedes saben la base de Morena Morelos y el consejo estatal y el secretario general del presidente hemos reiterado que no estamos de acuerdo con esa alianza, porque perjudica la cuarta transformación; el partido Encuentro Social es un partido de derecha que no comulga ni tiene los principios de avanzada con que cuenta la cuarta transformación y el Movimiento de Regeneración Nacional. Fue una coyuntura en la cual apoyamos la coalición con el PES en el 2018, pero en el 2021 no hay ninguna coyuntura; hoy se trata de que Morena pueda retomar sus principios de no robar, no traicionar y no mentir con el objetivo de que se fortalezca la cuarta transformación. En esa línea estamos y eso es lo que hoy venimos a pedirle a los consejeros hasta esta sede del consejo estatal para que ratifiquen la no alianza con el partido Encuentro Social.” Lo que debería de tener preocupados a los partidos que forman la coalición ya que, si los miembros del Consejo Político no lo aprueban, pueden tener problemas legales con una impugnación y, como hace cuatro años, quedarse sin candidato, pero esta vez con una competencia real. Pelear por la capital no es sencillo y, además, se necesita una verdadera estructura, y la del PRI es casi nada y la del PRD menos, por lo que el trabajo lo tendrán que hacer los candidatos de manera individual los tres, y Matías Nazario que ha trabajado durante varios años formando una estructura para la candidatura que hoy sustenta, ellos serán quienes verdaderamente compitan. Los demás serán más que nada comparsas y no está el triunfo muy fácil, la verdad es que tendremos más o menos 15 candidatos a la Presidencia Municipal; y esto, desde luego, va a diluir el voto de manera importante. Creo, además, que en esta ocasión será más importante el candidato que el partido político, ya que la ciudadanía, que anteriormente ni siquiera votaba, lo hará en esta ocasión porque está asustada y enojada. Quien sepa utilizar el discurso que la gente quiere oír, podrá triunfar; si bien no de manera legítima, pues no llegará a más del 50% de los votos si por una mayoría muy pequeña por tanto candidato hará que el voto se pulverice; por lo que, a pesar de la pandemia, el acercamiento con las personas será diferente. Esperemos a ver cómo se determinan las candidaturas, porque de un momento a otro pueden cambiar. El PRI manda en los distritos federales a Lourdes Riva Palacio, Elías Polanco, José Luis Villegas, Irving Morales y Lázaro Jiménez; eso dicen, ¿será? Estemos pendientes porque se trata de nuestro futuro. ¿No cree usted?

Por TEODORO LAVÍN LEÓN / lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin