Después del último destape en que el PRI nombró su candidato a Jorge Meade Ocaranza, la boleta está llena y sabemos por quiénes podremos votar el próximo 1º de julio. A casi 140 días de que se llegue a la elección las cosas están, como era de imaginarse, llenas de golpes bajos, chismes e historias que desde luego salen en las redes sociales.
La boleta tendrá a un panista que seguramente será el diputado Víctor Caballero, quien será ungido a pesar de que al parecer el presidente local de Acción Nacional no quiere; el empresario Antoni Pedroza, que es un hombre serio y honesto, se ha retirado, así me lo comentó el pasado fin de semana, ya que nos une una amistad desde que éramos pequeños, pues nuestros padres fueron grandes amigos y ahora él preside el grupo “Ciudadanos con poder”.
El PRI se decantó por Jorge Meade y, desde luego, la famosa unidad es de papel, pero hasta ahora se ve como una realidad; sin embargo habrá que esperar a la repartición de los cargos. Hasta ahora sólo sabemos que Guillermo del Valle va para diputado federal por Cuautla y Jorge Morales Barud en el distrito de Jojutla. Lo demás es un secreto, pero nos imaginamos que al Senado irán Rosalina Mazari y Matías Nazario; de los demás quién sabe, la verdad no está fácil.
En el PRD, Gayosso sigue gastando para llegar al cargo y las demás posiciones son verdaderamente impresionantes: Julio Yáñez a Cuernavaca (Dios nos libre) y así los demás que no se definen, pero la verdad es que por ser el partido en el poder y aunque tiene el peor de los resultados en cuanto a imagen con los morelenses, creo que saldrán varios ricos de la campaña; pero en su conferencia del pasado viernes el director general de Consulta Mitosky, Roy Campos, nos dio una idea de lo que sucede en el Estado.
Morena se decidió por Cuauhtémoc Blanco y mandó a coordinar la circunscripción a Rabindranath, aunque no sabemos más y, al parecer, los demás cargos se designarán con una encuesta sobre los candidatos de Morena del PT y del PES, que van en coalición. Aparentemente, las cosas se harán de acuerdo a los acuerdos de los tres partidos.
Por Movimiento Ciudadano irán en coalición con el PAN; ellos ya se adelantaron y nombraron a Víctor Caballero su candidato.
Hay muchos chismes y se dice que en todas las designaciones tuvo que ver el ejecutivo del estado y que es el que decidirá a quién dejarle el poder, pero desde luego que Morena no va en el paquete, pues Cuauhtémoc Blanco ha reiterado que pondrá en la cárcel al ejecutivo estatal y a su adversario del PRD, de quienes dice han acabado con Morelos. Esto, por supuesto, los hace no adversarios, sino enemigos, porque no sería lógico que el ejecutivo se quedara con los brazos cruzados porque a nadie le gustan las amenazas.
La verdad es que la situación no es sencilla, la campaña será fuerte y el que quiera sacarle provecho tendrá que atacar de manera clara en contra del gobierno actual y los morelenses están esperando el llamado de los candidatos. De lo que hay que cuidarse es de cómo se llevará a cabo la elección; el candidato a la Presidencia de Morena ha sido muy puntilloso sobre la actuación del INE que, al parecer, no convence a nadie y el trabajo de los consejeros nacionales no ha sido realmente bueno.
Los demás partidos tampoco están muy contentos porque, en vista de que no saben qué hacer, se les hace lo “más democrático” poner multas.
El resultado de casilla única no será fácil en una elección cuando menos en seis elecciones en el estado y se presta a cosas que mejor no queremos aclarar.
Tendremos los ciudadanos que tener cuidado de cómo se mueven el dinero y el gobierno, y hacer que los funcionarios electorales cumplan con su obligación y estén pendientes de los gastos de campaña. Imagínese nada más lo que ahora ya gasta el PRD que ya se pasó de los gastos, pero hace como que la Virgen les habla y no dicen nada.
Habrá, claro está, impugnaciones por el exceso de dinero que se está gastando y desde luego tendremos también que estar pendientes de cómo se mueve la policía, porque normalmente en las elecciones anteriores la han usado para ayudar a la movilización del partido que apoya el gobierno y tratando de desbaratar la movilización de los demás partidos; las elecciones siempre, o casi siempre, al final se quedan dos competidores que van peleándose el triunfo y una intervención de la policía deteniendo a los enemigos del gobierno puede hacer que las elecciones cambien pues no son verdaderamente democráticas, ya que se ayuda a uno y se golpea al otro. Por ello debemos de estar pendientes y con nuestros teléfonos que graban todo, estar en alerta y de esa manera, grabando, tener las pruebas suficientes para que no se roben la elección. Esto es algo importante. ¿No cree usted?

Vivencias ciudadanas
Teodoro Lavín León
[email protected]