Siendo ya domingo, y a pesar de que desde luego no sabemos el resultado a la hora de escribir esta columna, pienso que, a pesar de la oposición de los pobladores de la zona oriente del estado y algunos de Puebla y Tlaxcala, la consulta dirá sí a la termoeléctrica de Huexca.

¿Por qué? Porque el gobierno, que económicamente no anda muy bien y anda viendo de dónde saca dinero para cumplir con las promesas de campaña de repartir millones y millones en diferentes programas nuevos o modificados para la población en general, ya no se puede permitir que una inversión de más de 120 mil millones se quede parada, después de que sí eliminó el nuevo aeropuerto de la ciudad de México porque éste era el símbolo de un régimen y, quizá si lo ve uno del lado más político, un signo del neoliberalismo impuesto en nuestro país a partir de De la Madrid y que fue marca del sexenio de Salinas.

La consulta ciudadana comenzó en medio de una serie de disturbios en los municipios de Temoac y Jantetelco, donde un grupo de opositores al proyecto quemó el material con el que se llevaría a cabo ese ejercicio.

La protesta fue encabezada por un sinnúmero de habitantes de la comunidad de Amilcingo, que se manifestaron desde temprano en Temoac, donde hace unos días fue asesinado el activista y comunicador comunitario Samir Flores Soberanes, uno de los principales opositores al Proyecto Integral Morelos, lo que era de esperarse ya que el grupo que lideraba el hoy occiso continúa en su lucha para detener la obra que prácticamente está terminada y que se inició hace más de 10 años en el sexenio de Calderón.

Los habitantes del Municipio de Temoac fueron en caravana a la cabecera municipal, donde primero prendieron fuego al módulo y a las boletas que aguardaban la jornada electoral, impidiendo el desarrollo de la consulta. Posteriormente, se trasladaron a la plaza de la comunidad de Amayuca, en el Municipio de Jantetelco, donde, en un acto similar al de Temoac, los opositores frenaron el desarrollo de la consulta.

Como nos podríamos imaginar, la noticia de la quema de boletas y material en Temoac y Jantetelco corrió como pólvora, pues todos los medios le han dado prioridad a esta consulta y al problema de la termoeléctrica, por lo que miedosos funcionarios de casilla de otras localidades tomaron la decisión de cancelar las mesas en varios puntos de la región Oriente del estado: en módulos de Zacualpan de Amilpas, Jonacatepec, Hueyapan, Tetela del Volcán, Ocuituco e incluso en la comunidad de Huexca, donde la jornada se inició sin contratiempos. Las mesas fueron retiradas al filo del mediodía, ante el miedo de que la caravana de opositores llegara en cualquier momento.

También existieron algunos disturbios en Cuernavaca, donde tres personas, que se identificaron como estudiantes de Amilcingo, provocaron disturbios en la mesa receptora ubicada en la Paloma de la Paz, por lo que fueron detenidos por elementos policiacos; sin embargo, horas más tarde fueron liberados pues, al parecer, sí eran estudiantes.

El domingo, las autoridades evalúan si se instalará la totalidad de las urnas previstas en el territorio estatal ante las incidencias ocurridas en el inicio del ejercicio ciudadano para definir la operación de la termoeléctrica en Huexca.

Como era de esperarse, el Estado de Morelos concentró el mayor número de incidentes y cierre anticipado de casillas durante la consulta convocada por el gobierno federal.

La subsecretaria de Desarrollo Democrático y Participación Social de la Secretaría de Gobernación, Diana Álvarez Maury, informó que durante el primer día se tuvo el reporte de que de las 147 casillas planeadas en los estados de Morelos, Tlaxcala y Puebla, sólo 12 (11 en Morelos y una en Puebla) tuvieron que ser cerradas de manera anticipada, por no existir condiciones de seguridad, y una casilla no fue instalada en el municipio de San Gabriel Ometoxtla, en Puebla. En Tlaxcala no se registró ningún incidente.

En plática con los medios, fue clara en expresar que hasta la noche de sábado se tenían contabilizadas el 70% de las casillas durante la primera jornada de consulta, con un resultado parcial de participación de 16 mil 555 personas, de las cuales 13 mil 297 fueron morelenses, al mismo tiempo dijo que se observó una importante participación y, sobre todo, presencia de los ciudadanos al cierre de las mesas; y “el hecho de que pudieran participar como observadores en conteos generó mucha transparencia y mucha certeza de parte de estos ciudadanos que, además, estuvieron acompañados por personal de la Comisión de Derechos Humanos”.

Por su parte, el representante en Morelos del gobierno federal, Hugo Eric Flores, lamentó la quema de una casilla en el Municipio de Temoac, y la necesidad de cerrar anticipadamente otras mesas instaladas para no exponer a las personas que estaban a cargo de las boletas y su recepción; señaló que sólo fue un grupo de personas el que pretendió “reventar” la consulta, pero el asunto no pasó a mayores.

En la consulta ya planchada ganará el SÍ; y, si alguien lo duda, el tiempo lo confirmará. ¿No cree usted?

 

Por: Teodoro Lavín León

totolavin@outlook.com