Hasta ese día va a cambiar la vida de todos los mexicanos, esperando que la vacunación haya avanzado lo suficiente porque será determinante en la participación ciudadana del próximo 6 de junio, ya que la situación de la pandemia ha crecido tanto que hay muchos ciudadanos con pánico a salir de sus casas y, desde luego, esto no es sano; tenemos que cuidarnos y estar encerrados; pero, si se necesita salir, hacerlo con todas las precauciones.

Si bien es cierto que, normalmente, en las elecciones intermedias los participantes son muchos menos que cuando hay elecciones presidenciales, ahora la pandemia traerá -desde luego- mayores problemas para quienes por miedo no salgan a votar.

Que el temor existe no se puede negar, ahora una de las consejeras del Impepac señala que está preocupada porque los ciudadanos tienen temor de ir a votar, y no le falta razón, ya que junto con los problemas financieros, el desempleo y hasta la inseguridad, todo influirá en la participación ciudadana el día de la elección.

La consejera señala en su texto que el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac) trabaja incansablemente para generar confianza y ofrecer las herramientas necesarias, además de implementar los protocolos de sanidad, para garantizar la salud de la población y combatir con toda energía el posible abstencionismo. Aseguró que, ante esa posibilidad de que la ciudadanía pudiera perder el interés por participar en lo que será una fiesta electoral, debe darse un exhorto a las autoridades de la prevención y procuración de la justicia para que se ofrezcan resultados antes, durante y después de las elecciones, y que no haya ese temor entre la población y se garantice el fortalecimiento democrático.

Consideró que tanto el órgano electoral como los partidos políticos tendrán que trabajar incansablemente y generar las condiciones necesarias para involucrar a distancia a la sociedad, a fin de que no se incurra en actos que atenten contra la salud de la población, en virtud de que Morelos se encuentra actualmente en semáforo epidemiológico color rojo y, por ello, se deben de mantener todas las medidas necesarias, ya que estamos en alerta máxima por el covid-19.

Lo que hace falta es que la consejera nos diga cómo lo van a hacer o lo están haciendo, porque con declaraciones no se va a solucionar un problema real, y que se le dé legitimidad a las elecciones.

Es entonces muy importante lo que señala, pero lo que no dice es cómo y, la verdad, es necesario que nos enteremos de la manera en que podemos coadyuvar en este trabajo, porque de por sí con más de 22 partidos y con la falta de electores el triunfo se tendrá por muy pocos votos.

Por su parte, el Presidente Provisional del Impepac señaló recientemente que llevarán a cabo elecciones libres, auténticas, periódicas y transparentes, y procurarán la mayor participación de la sociedad, no sólo en cuanto al ejercicio de su derecho a votar, sino al involucramiento en las tareas mismas de la organización de los procesos electorales en los puestos de consejero electoral, supervisor electoral, capacitador-asistente electoral, funcionario de casilla y observador electoral, lo que no va ser tan fácil debido al mismo problema. El nuevo presidente tuvo experiencia en el manejo de los cuerpos colegiados en 1997, pues ya fue presidente de un órgano, no recuerdo si distrital o municipal, y lo ha hecho varias veces; pero el principal problema que enfrentará, desde mi punto de vista, es que el INE es un dictador y relega a segundo plano la función de las autoridades locales que, anteriormente, tenían una libertad fuundamental para ser responsables de las elecciones.

Mire usted, el INE, a través de las juntas distritales y locales, capacita a los funcionarios de casilla, los selecciona y, por obvias razones, se le pone más atención a la elección federal que a la local. Es algo humano y, aunque no nos guste -al menos a éste su servidor- la intervención de los funcionarios del INE ha traído problemas como el reciente que tuvo como corolario la salida de la ex consejera presidenta por un error de tres años atrás que hubiera cambiado la vida del estado.

Ese tipo de errores se cometen cuando dependes de un consejo que de la realidad de las elecciones no sabe, y que ordena fácilmente lo que se le ocurre, sin conocer el campo de batalla.

Veremos los grandes problemas que va a traer la decisión de tener una casilla única, donde la elección local va al final, lo que puede crear resquemores en el electorado por la tardanza en dar a conocer los resultados electorales.

Ya ajustaron el calendario de registros locales, ahora será la nueva fecha el 25 y 26 de enero para diputaciones locales y ayuntamientos, ya que anteriormente era el 23 de enero y, por tal motivo, realizarán los registros para aspirantes a esos cargos de representación popular, acatando lo ordenado por los tribunales para incluir sectores vulnerables en las candidaturas.

Esperemos a ver qué nos espera, porque lo que vemos es que pocos merecen llegar adonde quieren ir; chequemos su pasado y averigüemos a quiénes llevan de pluris. Es importante. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin