“Es una tradición que traemos ya de anteaño por parte de mis abuelos y mi madre que ya no está con nosotros, pero está su presencia”, relató Luis Antonio Parra, comerciante del mercado de la Carolina, en Cuernavaca, quien además se dedica a vestir a los Niños Dios, para la celebración de la Virgen de la Candelaria el 2 de febrero.
Fotos: Mariana García / DDM


Últimas Noticias