Son innumerables los tratados que el País ha llevado a cabo con el resto del mundo que sería imposible tratar de describir cada uno de ellos, pero veremos los de más importancia.
Los gobiernos mexicanos se han distinguido por contraer acuerdos y tratados amistosos, comerciales, políticos y diplomáticos con países del mundo. El País goza de un prestigio a nivel internacional de primera línea. Es un país pacifista y dentro de su historia, México se ha distinguido por actuar como mediador entre los conflictos de otras naciones y siempre ha estado dispuesto a comprometerse, gracias a su constitución política y a su forma de actuar en defensa de su soberanía y el respeto hacia las demás naciones del orbe.

La mayoría de los tratados o acuerdos son un secreto para el ciudadano en general, los que se llegan a conocer cuando ya pasó el tiempo de caducidad y se han vuelto extemporáneos. Entre ellos están los tratados de México-Guatemala, México-Colombia, México-España, México-Perú, México-Panamá y varios de México-Estados Unidos.

El Artículo 29 del reglamento de la Secretaría de Economía publicado el 22 de noviembre de 2012 en el Diario Oficial de la Federación dice que tiene que llevar el registro de todos los tratados comerciales internacionales y de acuerdos institucionales. México cuenta con 12 tratados de libre comercio (TLCs), 32 acuerdos para las promociones y protecciones recíprocas (APPRIS) con 33 países y 9 acuerdos de alcance limitado o alcance parcial (ALADI).

El primer acuerdo definitivo de paz llamado el Tratado de Santa María-Calatrava entre México y España, fue uno de los primeros tratados internacionales que fueron firmados en la historia de México, en que la monarquía española y México signaron el 28 de diciembre de 1836 reconociendo la independencia de México como una nación libre, soberana e independiente, en el cual se retomaban las relaciones diplomáticas y finalizaban las tensiones entre las dos naciones.

El 2 de febrero de 1848 se firmó el Tratado de Guadalupe Hidalgo, oficialmente llamado: Tratado de Paz, amistad, límites y arreglo definitivo entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América. El tratado estableció que México cedería más de la mitad de su territorio que comprende la totalidad de los estados de California, Nevada, Utah, Nuevo México, Texas, Colorado y parte de Arizona, Wyoming, Kansas y Oklahoma. Además México renunciaría a todo reclamo sobre Texas y la frontera internacional se restablecería en el Río Bravo. Como compensación, Estados Unidos le pagaría 15 millones de dólares por daños al territorio mexicano durante la guerra.

Los tratados de Bucareli (llamado así porque se firmaron en la calle Bucareli de la Ciudad de México), el 10 de agosto de 1923 entre el Presidente de México, Álvaro Obregón y el Presidente de Estados Unidos, Calvin Coolidge. Se buscaba regularizar las propiedades petroleras e inversiones estadunidenses en México.

Desde el punto de vista legal, dado que el tratado no fue refrendado por los congresos involucrados, se consideraba nulo. Sin embargo, Álvaro Obregón cumplió con el mismo, contrario de la oposición del Secretario de Hacienda, Adolfo de la Huerta (quien anteriormente había sido presidente de México), Obregón logró su objetivo de ser reconocido por los Estados Unidos como presidente de México.

Su sucesor, Plutarco Elias Calles rechazó el tratado de Bucareli y promovió una Legislación Petrolera fincada en el Artículo 27 de la Constitución mexicana de 1917. Esta posición le valió que en Estados Unidos lo llamaran comunista.

Pero el tratado nunca se refrendó por ninguno de los 2 congresos. Ni el mexicano ni el estadunidense o sea que no tiene ninguna validez, pero la gente que lo señala como peligroso para nuestro País no está enterada de ello.

Los tratados de Ciudad Juárez fueron un acuerdo de paz firmado el 21 de mayo por el presidente Porfirio Díaz y el revolucionario Francisco I Madero tras la toma de Ciudad Juárez. Este acuerdo puso fin entre las fuerzas que apoyaban a Francisco I Madero y las que apoyaban a Porfirio Díaz. Los tratados estipulaban que Porfirio Díaz y su vicepresidente Ramón Corral dimitirían a finales del mes de mayo y que Francisco León de la Barra, el Secretario de Relaciones Exteriores sería nombrado presidente interino hasta que hubieran nuevas elecciones. Como resultado, Porfirio Díaz dejó México para exilarse en Francia.

El tratado de Libre Comercio con la Unión Europea (TLCUEM), es un interesante acuerdo comercial multilateral, derivado del Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y cooperación entre los Estados Unidos Mexicanos y la Comunidad Europea, formalizada en Lisboa el 23 de marzo del 2000. Tiene como sus principales objetivos la liberación progresiva y reciproca de bienes industriales, agrícolas y servicios entre México y los estados miembros de la Comunidad Europea.

Existe el Tratado de Libre Comercio entre México y Japón llamado México-Japón Acuerdo Asociación Económica. Entre los países latinoamericanos México es el principal socio comercial de Japón.
El Plan Puebla Panamá, que ahora se llama: “Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica”, que busca esfuerzos de cooperación de nueve países: Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Panamá y por supuesto la mitad de México incluyendo los estados del sur-sureste: Puebla, Campeche, Chiapas, Guerrero, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán. El proyecto es para facilitar la extracción de recursos naturales de Mesoamérica, así como implementar vías ferroviarias o marítimas para conectar al mar Caribe, el Atlántico y el pacífico; facilitar la explotación y exportación de bienes obtenidos en estos países. (Mesoamérica comprende desde el Istmo de Tehuantepec hasta Colombia). De esa manera controlar la producción de recursos como la minería y las riquezas de esos Países (¿?) ¿Hacia dónde?..

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre México, Estados Unidos y Canadá (TLC) entró en vigor el 1º. De enero de 1994. Este fue el resultado de más de un año de negociaciones que se vio amenazado con la amenaza de imposición de los aranceles de los Estados Unidos en complicidad de Carlos Salinas de Gortari a unos meses de su salida de la presidencia de México. O sea que la amenaza de los aranceles no es una ocurrencia de Trump, sino que estas amenazas vienen desde hace mucho tiempo.

Es el mismo estilo de Enrique Peña Nieto, el que al final del sexenio quién sabe qué más porquerías nos dejó, porque hasta ahora nos enteramos lo que decía el TLC, el cual afectó a la industria textil, con las telas de polyester, a la zapatera con zapatos de plástico corrientes, a los ceramistas con la cerámica de China, la destrucción del campo, al igual que la desaparición de Fertimex. La fábrica de fertilizantes más importante de América Latina. Y nos hicieron creer en ese tratado. Pero no sabemos nada del nuevo tratado y su “Adendum” o sea las letritas chicas de peligroso sentido de dicho tratado. Ahora estamos muy contentos, aunque no lo quieren dar a conocer ¿por las mismas razones de siempre? “Cuando esté por terminar les diremos de que se trató” ¿O la 4t transformación si va a explicar de lo que hay y que se nos espera?

Por: Rafael Benabib / rafaelbenabib@hotmail.com