-Parece que la nueva vacuna contra el coronavirus ya llegó a México, según dijo un comentarista de deportes en uno de los cientos de canales que tiene Televisa y que bueno que ya falta poco para salir de esta mugrosa y fatal pandemia –comentó ilusionada doña Gertrudis.

“Caray suegra, como les cree a esos hablanchines si apenas saben sostener un micrófono. Y si fuera cierto, México entero estaría de fiesta, saldría en todos los canales, habría gente festejando por todas las calles abrazándose como si México hubiera ganado el campeonato mundial de futbol; De tanta gente que saliera a festejarlo López Obrador tenía que mandar construir unos 500 hospitales más para recibir a todos los contagiados por el covid-19 de esas aglomeraciones”.

“Alfredo tiene razón mamá, porque si acaba de llegar la vacuna, a qué horas se las inyectaron, además me imagino que a la hora de la comida nadie se va a querer levantar de la mesa. En primera porque no es hora de que haya futbol en la tele y en segunda en que nadie deja de comer después de no haber desayunado como nosotros que apenas tenemos para mal comer”, añadió su  hija Laura.

Don Alfredo preguntó que si una vez que ya el avión llegara al aeropuerto y lo empezaran a descargar. Adónde lo van a llevar. A cuál hospital o a qué laboratorio de la Secretaria de salud para hacerle pruebas. A la UNAM, al IMSS, al ISSSTE o a que parte, porque el antivirus necesita por lo menos diez y ocho grados centígrados bajo cero para que no pierda su efecto y poderse inyectar.

  -¿Tú crees que no le tienen bien preparado para su llegada: los camiones refrigeradores, los almacenes donde van a llegar, el equipo médico que va a hacer las pruebas adecuadas? Además se sabe que para finales de diciembre de 2020 ya empiezan a vacunar a todos- mencionó Laurita mientras le servía su café con una rosquilla. 

“Yo digo que primero les van a dar la vacuna a los enfermos de la tercera edad, que son los que se están muriendo y luego a los niños con cáncer o incapacitados” definió doña Gertrudis.

Entonces qué pasaría si no se la inyectan primero al personal médico y paramédico, así como a las enfermeras, a los camilleros, a los choferes de las ambulancias y a todos los que ayudan para que el paciente sane y pronto se recupere”, terminó la abuela.

También existe la posibilidad de que los vacunen a la entrada de los mercados municipales o como ahora los ricos las llaman las tiendas de conveniencia: Voy al “Súper”, pero ya será al último. 

“Si como dicen que las vacunas ya están en México, las únicas que empezaron a ganar son las compañías farmacéuticas, las que ya se reflejaron en las Bolsa de Valores de todo el mundo, ya que el sólo mencionar que ya estaban listas para salir al mercado, se ganaron un 20 o 30 por ciento de su valor, que traducido en dólares significa cientos de millones en unos cuantos minutos.

Porque gracias los subsidios gubernamentales del mundo entero, las farmacéuticas ya cobraron el costo del medicamento y todo lo que entre es pura ganancia, porque lo que costaron las investigaciones para sacar la vacuna la pagaron por adelantado.”

También es preocupante que las empresas que han anunciado su efectividad en más de un 90 por ciento con sus vacunas contra el covid-19, Pfizer, BioNthech, CanSino  y Moderna usan unas nuevas técnicas de ingeniería genética nunca antes probados en seres humanos y quién sabe cuál sea el resultado a largo o corto plazo en los pacientes al tiempo de ser inyectadas.

En cuanto a la cantidad de vacunas en un corto tiempo, México tiene varias puertas de entrada en las distintas compañías farmacéuticas y de los primeros 5 o 6 países que deben recibir las vacunas están nuestro País.

México ha invertido 159 mil millones de pesos para pagar por adelantado una parte de las vacunas enviadas de inmediato. Sólo entre la inglesa Zeneca, la Pfizer, la Johnson & Johnson, la rusa Sputnic V con un 95 por ciento de la vacuna china CanSino, recibieron el 77 por ciento de esos adelantos.

-Si papá, pero el problema estriba a quiénes se les va a entregar esas primeras dosis; dices que en principio sería a la gente mayor que corre más peligro y yo no estoy de acuerdo con eso, pues creo que por quien se debe empezar es por el equipo médico, porque sin él, ¿quién los va a atender y a curar?, además es el equipo médico el que está en continuo contacto con los infectados por el covid-19 y los que más peligro corren durante su estancia en los centros médicos.

También habrá que cuidar de la gente de tercera edad, ya que aquellas personas de entrada edad, que llegan a los nosocomios, regularmente tienen alguna otra enfermedad, la que se ve acrecentada al recibir atención especializada para el covid-19, ellos son los que mayor atención se les debe dar.

“No mi nieta querida. Nosotros ya vivimos plenamente durante muchos años y ahora el mundo es de las nuevas generaciones como los niños que sufren de ese mal y a los que debemos dar la mayor atención para una vida futura llena de salud; en especial a los pequeños incapacitados a quienes se debe tratar doblemente, ya que para ellos es difícil cargar con sus deficiencias, que están recibiendo cuidados para sobrellevar sus problemas y además con el coronavirus encima.”

El yerno le contestó que no se debe hacer ninguna especificación de a quién le toca ser primero o segundo, la verdad es que todo mundo necesita de esa vacuna para salvarse de una enfermedad tan mortal como lo es el virus covid-19 y lo importante es que haya suficiente producción mundial para erradicar tan peligrosa y maldita pandemia.

En estos casos tenemos la suerte de que el gobierno mexicano haya abierto tantos frentes que se espera sean suficientes para cubrir la erradicación de la pandemia del coiv-19, con la ventaja de que se está recibiendo el respaldo de la ONU y especialmente la respuesta económica que los centros farmacéuticos reclaman en cuanto a dinero, con la oferta y el efectivo que el señor Carlos Slim ha entregado para dar todos esos adelantos a esas farmacéuticas hasta cubrir todas las necesidades del País, expresó alegremente la pequeña nieta Laurita. 

-Mientras llega la vacuna hasta nuestro cuerpo pueden pasar muchas cosas unas buenas y otras no tanto entre ellas la desaparición del virus y la otra un rebrote del covid-19. Mientras podemos seguir bien como hasta ahora, cuidándonos los unos a los otros y a sí mismos, pues si te cuidas tu cuidas a los demás. No dejes de usar el tapabocas, la sana distancia, el lavado de manos, el uso de gel, la mascarilla, quedarte en casa y cuidar a la gente mayor como tú, abuelita Gertrudis a papá y a mamá, me cuidaré para cuidarnos todos.

Por: Rafael Benabib / rafaelbenabib@hotmail.com