CUERNAVACA, MORELOS.- No todos los balnearios y parques acuáticos abrirán sus puertas en el semáforo naranja de la pandemia para evitar riesgos de salud y también financieros. 

El expresidente de la Asociación de Parques Acuáticos y Balnearios del Estado (Apabam), Roberto Abe Almada, señaló que el hecho de que el Estado haya rebasado estos días las mil defunciones por COVID-19, es el principal indicativo de que la reapertura podría ser contraproducente. 

El problema económico que la emergencia sanitaria acarreó a las empresas, por la suspensión de actividades y el confinamiento social, es general, dijo. 

Pero la reapertura en condiciones de riesgo sanitario no es igual para todos los negocios, dijo, al señalar que cada uno tiene sus propias particularidades y circunstancias. 

Por ejemplo, refirió que económicamente no es lo mismo que un balneario que está a cinco minutos de la capital abra sus puertas con la expectativa de atender a sólo el 25 por ciento de visitantes de los que puede recibir, que uno que está a una hora o cuarenta minutos de distancia. 

Entonces el riesgo no es sólo de salud, sino financiero, en un momento en el que las empresas no están en condiciones de arriesgar dinero que no están ganando, declaró. 

En ese contexto, Abe Almada indicó que un porcentaje de balnearios y parques esperarán que las condiciones sean más favorables y de que las autoridades de salud den luz al semáforo epidemiológico amarillo, porque eso significará que podrán recibir hasta el 50 por ciento de clientes. 

 

Apertura

Hace dos semanas, las autoridades de salud local aceptaron modificar el calendario de riesgo para incluir a los balnearios en el semáforo naranja, con la opción de que operen al 25 por ciento de su capacidad instalada, en atención a la solicitud que hizo la dirigencia de la Apabam, y con base en eso, algunos parques anunciaron su reapertura, como el Parque Acuático de Temixco, para este fin de semana. 

Un  porcentaje

Un porcentaje de balnearios y parques esperarán que las condiciones sean más favorables y de que las autoridades de salud den luz al semáforo epidemiológico amarillo.

Riesgo. Es mucho riesgo, señala ex presidente de la Apabam, Roberto Abe; podría ser contraproducente, resalta. 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ  / antonieta.sanchez@diariodemorelos.com 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado