Cuando una mujer está esperando un bebé, su vida puede estar llena de experiencias nuevas, placenteras y emocionantes. Y entre las más esperadas definitivamente están las visitas al doctor para hacerse los ultrasonidos que muchas veces permiten a la mamá conocer a su hijo aún antes de que nazca.

Ese instante que para la mayoría está lleno de ternura, se convirtió ligeramente abrumador para Iyanna Alston, un joven de 17 años, residente de Richmond, Virginia que se llevó una gran sorpresa durante el último chequeo de su embarazo, pues era el día en que le dirían si sería una niña o un niño, pero encontró algo más.

Justo en el momento en que el escáner pasaba a la altura de la cara del producto, este volteo, abrió los ojos y perfilo lo que parecía una sonrisa, sin embargo, lejos de que el resultado fuera una tierna imagen, los sensores de ultrasonido registraron lo que parecía el retrato de un “bebé demonio”, como la misma Alston lo nombro.

Resultó que la joven mamá que en aquel momento estaba en la semana 24 de gestación tendrá una niña y a pesar de que la ilustración la impactó, ella no deja de sentir amor y ternura por su pequeña.

“Quería saber si era niña o niño. ¡Amo tanto a este bebé demonio!”- Iyanna Alston

Afortunadamente la bebé está en perfecto estado de salud y la foto registrado no denota ningún problema de salud o malformación, es sólo una perspectiva pocas veces vista pues los bebés no suelen aparecer de frente cuando les realizan los ultrasonidos, que por cierto, siguen entregando imágenes bastante distorsionadas y fuera de la realidad.

Iyanna difundió los resultados de su visita al consultorio médico en Facebook en en los últimos días de agosto, pero no fue hasta ahora que los hechos iniciaron a compartirse y se hicieron virales; tanto que ahora reúne más de 15 mil reacciones y casi 8 mil comentarios.