compartir en:

En unos momentos, el ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid, llegará al Centro Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (Cefereprsi), ubicado en Ayala, luego de ser reaprehendido por la Procuraduría General de la República (PGR), tras ser repatriado de Estados Unidos.

Tras su detención y revisión médica, en el hangar de la PGR, los agentes de investigación de la AIC, adscritos a Interpol México, trasladarán al Ceferepsi, lugar donde quedará internado, en atención a su estado de salud y garantizando el pleno respeto a sus Derechos Humanos

La PGR, a través de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), por conducto de sus agentes adscritos a Interpol México, cumplimentó una orden de reaprehensión dictada por el Segundo Tribunal Unitario del Segundo Circuito, en contra de Mario Ernesto Villanueva Madrid, para ser puesto a disposición del Juez Tercero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el Estado de México, por la comisión de los delitos de Contra la Salud y Lavado de Dinero.

Derivado de la intervención de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales (SJAI) de la PGR, autoridades migratorias de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), repatriaron a Villanueva Madrid, quien fue recibido en la Terminal Dos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), por elementos de la AIC-INTERPOL México y del Instituto Nacional de Migración (INM), con todas las medidas necesarias para salvaguardar su integridad física, considerando su estado de salud, en el marco del pleno respeto a los derechos humanos.

El traslado a territorio nacional se realizó hoy en el AICM, donde arribó el vuelo PRIM de las autoridades estadounidenses para su internamiento a suelo mexicano.

Villanueva Madrid fue entregado en extradición a los Estados Unidos, el 8 de mayo de 2010; luego de declararse culpable del delito de lavado de dinero, la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Nueva York, le impuso una sentencia de 131 meses de prisión, acreditándosele el tiempo que estuvo detenido en México antes de su extradición.

En su contra está pendiente una sentencia condenatoria de 22 años de prisión, emitida en segunda instancia, dentro del proceso penal 101/2003 del Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, por la comisión de los delitos de contra la salud y lavado de dinero, en la modalidad de colaborar al fomento para posibilitar la ejecución de ilícitos de esta índole, siendo calificado por cometerlo un servidor público encargado de prevenir y denunciar la comisión de delitos de Contra la Salud y del delito previsto en el artículo 115 bis, fracción I, inciso b) del Código Fiscal de la Federación, vigente hasta el 13 de mayo de 1996.