Ciudad Serdán, Puebla.- Maximiliano ansiaba pasar un día divertido en Navidad, ansiaba subirse y sentir la adrenalina al pasearse en un mini hummer, una de las atracciones que ofrece el parque de diversiones llamado Volcanic Park, en Puebla, sin pensar que eso terminaría con su vida. El menor de 11 años manejaba la “minihummer”, cayó a un barranco y murió.

 

El trágico hecho ocurrió, de acuerdo con medios locales, en el parque ubicado en San Juan Argos Ojo de Agua perteneciente al municipio de Ciudad Serdán, en el estado de Puebla. Maximiliano convenció a su madre de que lo llevara al parque de diversiones.

El menor estaba entusiasmado por subirse a una de estas famosas unidades antes mencionada, sin embargo cayó a un barranco y el casco que usaba de protección no sirvió de nada, pues este era muy frágil y no protegió la cabeza del menor, lo cual el golpe provocó que Maximiliano sufriera cinco paros cardiacos.

Lo anterior provocó que el menor perdiera la vida la noche del 24 de diciembre, dejando a una madre devastada, misma que exige a las autoridades cerrar el parque.

“No pueden seguir trabajando con pequeños y lucrar con los niños que van a divertirse y con los padres que no saben los riesgos”. Y es que denunció que dicha zona no cuenta con las vallas de seguridad, ni ambulancias o algún otro apoyo médico que brindara los primeros auxilios.

Mi hijo se fue a divertir, fue a pasar un día bonito en Navidad, no fue a matarse, declaró.

El menor fue trasladado al Hospital Betania de la capital poblana sin recibir de inmediato los primeros auxilios. En el centro médico fue diagnosticado con traumatismo craneoencefálico y fue ahi donde perdió la vida debido a las graves lesiones que le provocaron la caída a la barranca.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado