compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El ala transportista de las organizaciones Federación Nuevo Grupo Sindical y de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), se manifestaron en contra del gasolinazo, ocupando los carriles de baja velocidad de las laterales del Paso Express, desde la colonia Flores Magón y hasta el poblado de Chamilpa, solicitando que se revierta el incremento a los combustibles.

La parada duró más de tres horas, después de que desde las 7 de la mañana fueron arribando los camiones de volteo, taxis, mototaxis y del sistema de transporte colectivo agrupadas en esas organizaciones, que dejaron atrás las diferencias para unirse en el reclamo generalizado por la ola de incrementos que trae consigo el aumento a las gasolinas.

Los organizadores establecieron que se tuvo la presencia de más de 2 mil camiones de carga y cerca de 80 taxis, mototaxis y rutas, en lo que, conforme a lo anunciado, no realizaron acciones de bloqueo total a las vialidades o incursiones en otras vialidades del municipio capital o de otros aledaños.

En su pronunciamiento conjunto, a través de su vocero, Jesús García, se leyó una misiva dirigida al Presidente, Enrique Peña Nieto, en el que las organizaciones sindicales destacaron la unidad que en Morelos se ha dado en torno a este problema, y el diálogo que se ha establecido para evitar que, como en otros estados, el malestar se desborde.

Hicieron un llamado al Congreso, y a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional, para que atiendan la demanda de la población, para reconsiderar esta medida que dijeron, afecta a las familias más desprotegidas.

Dijo el portavoz, que en el caso de los gremios unidos del NGS y la CTM, no se busca lastimar con incrementos por su trabajo a los empresarios, y que buscaban el interés general, por lo que buscarán el diálogo directo para tratar sus demandas.

Por: Rogelio Ortega
[email protected]