Mientras en algunos estados y municipios de la República Mexicana parecen relajar sus medidas de sanidad, en Toluca imponen medidas más fuertes, tan solo por el uso de cubrebocas.

El aumento de casos por coronavirus en el municipio de Toluca continúa, es por ello que las autoridades, como parte de una estrategia para mitigar la propagación de la enfermedad, han decidido aprobar multas de hasta 2,606 pesos, así como arrestos inconmutables de hasta 23 horas para aquellas personas que no usen cubrebocas en los espacios públicos.

Durante una sesión virtual con otros ediles, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, presidente municipal, comentó que los cubrebocas son una herramientas que puede reducir el riesgo de transmisión viral, por lo que resulta necesaria su adopción como medida de protección con el fin de disminuir el riesgo de contagio.

Puntualizó que su uso no sólo deberá ser durante las etapas de riesgo máximo, alto o intermedio, sino que también debe formar de las dinámicas permanentes. Es por ello que será una falta administrativa “negarse al uso obligatorio de cubrebocas en la vía pública o en establecimientos comerciales o de prestación de servicios, así como a bordo del transporte”.

Es importante mencionar que las personas sin mascarillas recibirán en la primera ocasión una amonestación, después, en una segunda llamada, la sanción económica que llegaría hasta los 2,606 pesos y en una tercera ocasión de incumplimiento, serían arrestados hasta por 23 horas, informó el secretario del Ayuntamiento de Toluca, Ricardo Moreno Bastida.

Los castigos serán aplicados por un oficial calificador y, en caso de reincidencia, se impondría una multa de entre 10 a 30 veces la Unidad de Medida y Actualización, es decir que el monto podría ser de hasta 868 pesos o un arresto administrativo 12 a 23 horas, detallaron las autoridades.

El mismo funcionario explicó que para aplicar estas medidas contarán con una base de datos que incluirá a las personas que transgredan las reglas impuestas, bajo el propósito de procurar la salud de la población en la capital del Estado de México. Estas reglas entrarán en vigor a partir de su publicación en la gaceta oficial, lo cual podría ser en un lapso de tres días.

Durante la presentación de estas medidas, Sánchez Gómez se comprometió a que su gobierno evitará los abusos policiales, a partir de la capacitación del personalque se encargará de aplicar las sanciones.

Cabe recordar que a partir de este 6 de julio, aún en semáforo rojo, comenzó la reapertura de la vida pública en Toluca, pues reiniciaron sus actividades los pequeños comercios, los servicios personales, los centros manufactureros, así como los restaurantes y centros comerciales con un aforo máximo del 30% de su capacidad.

Toluca es es el tercer municipio más afectado del Estado de México.

Sin embargo, ésta es una de las demarcaciones más afectadas por la pandemia de coronavirus en el Estado de México, pues se encuentra en el tercer lugar de personas infectadas, con 2,859 y 402 muertes, de acuerdo con el conteo oficial hasta el lunes 6 de julio. únicamente se encuentra por detrás de Ecatepec (4,555 casos y 571 fallecimientos) y Nezahualcóyotl (3,820 enfermos y 252 decesos).

La medida del uso obligatorio de cubrebocas puede resultar significativa si se tiene en cuenta que durante el mes de junio, en el cual se transitó a la “nueva normalidad”, hubo un crecimiento importante de contagios y muertes, pues estos rubros se elevaron en 171,000 y 21,000, respectivamente.

Hasta el momento, en todo el país, se han contabilizado 261,750 casos confirmados acumulados y 31,119 defunciones por COVID-19. Del total de contagios, únicamente 25,805 pacientes presentaron síntomas en los últimos catorce días, lo que representa la epidemia activa en el país.

Adicionalmente, se registraron 296,815 casos estimados acumulados, mientras que las defunciones estimadas acumuladas ascienden a 32,952. Cabe mencionar que las personas que se han recuperado son 159,657.