CUERNAVACA, MORELOS.- Ella es Cristina Alvear Morales, tiene 17 años, es originaria de la comunidad indígena de Cuentepec, municipio de Temixco y es ganadora del Segundo Concurso de Ensayo de Alumnos de Origen Indígena, que el Sistema Conalep organiza a nivel nacional.
Estudiante del tercer semestre de Contabilidad en el Conalep Temixco, Cristina decidió contar parte de su historia y cómo es la vida en su natal Cuentepec. “Los pueblos indígenas y la importancia de las redes sociales”, es el título de su trabajo.
Hace cuatro años salió de su casa “porque me querían casar a mis escasos 13 años”; escapó a los usos y costumbres con que se rigen los habitantes en Cuentepec.
“La tradición de mi pueblo es que a los 12 o 13 años de las hijas, los padres deben casarlas, de lo contrario ya no son dignas de casarse con un joven, después de esa edad solamente se pueden casar con un hombre mayor, viudo o divorciado”.
Para salir de su pueblo Cristina contó con el apoyo de su mamá, quien le consiguió trabajo como empleada doméstica.
“Estuve trabajando un mes y mi patrona, la señora Leticia, habló con mi mamá sobre que me quedara con ella y a cambio me ayudaría a terminar mi secundaria abierta, acepté la oportunidad (…). Ahora la señora Leticia es mi madrina de primera comunión y confirmación, y me sigue apoyando para terminar mi bachillerato”.
Al dejar su hogar con su madre, hermana y hermano, Cristina Alvear descubrió la importancia de la tecnología y en particular del papel que las redes sociales juegan como un medio de comunicación; durante un año, el Whats App fue la única manera de conversar con su mamá y conocer las novedades de su pueblo.
Cristina recuerda que cuando era muy pequeña su mamá le prohibió utilizar la computadora “porque decía que eran cosas del diablo”, poco a poco descubrió que las redes sociales y el internet son herramientas útiles y necesarias para el desarrollo de toda comunidad.
“Anteriormente mis vecinos se comunicaban por medio de una carta, con sus seres queridos en el extranjero (…), ahora con un mensaje en el Facebook, Twitter o Whats App se pueden comunicar rápidamente”.
Su experiencia de vida le hace saber que las redes sociales acercan a las familias, reencuentran a los seres queridos; ayudan a investigar tareas y hasta sirven para encontrar recetas de cocina.
Toda su experiencia la plasmó en el texto con el cual ganó el Segundo Concurso de Ensayo de Alumnos de Origen Indígena del Sistema Conalep. El premio lo recibió la semana pasada en el estado de Campeche.
La hermana menor de Cristina se llama Mariana, tiene 11 años y desde hace cuatro meses vive con ella; también salió de su hogar para escapar a esa costumbre de casarse a los 12 ó 13 años.
Cristina Alvear Morales es amigable, luce contenta; cuenta que dejó las labores domésticas y ahora le ayuda a su madrina a vender tamales. Además, es beneficiaria del Programa Beca Salario, que el Gobierno de Graco Ramírez impulsa precisamente para que los jóvenes, como Cristina, no interrumpan sus estudios por falta de dinero.

"La tradición de mi pueblo es que a los 12 o 13 años de las hijas, los padres deben casarlas, de lo contrario ya no son dignas de casarse con un joven, después de esa edad solamente se pueden casar con un hombre mayor, viudo o divorciado.” Cristina Alvear Morales, ganadora Concurso de Ensayo

Ganadora. Cristina Alvear Morales obtuvo el primer lugar en el concurso de ensayo organizado por el Sistema Conalep a nivel nacional.

 

Por: DDM STAFF / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...