compartir en:

Exagerado o no, después del estrés post traumático que aún tienen habitantes de la Ciudad de México, algunos de ellos denunciaron que la decoración de la marca Bershka hería la sensibilidad de muchos, por lo que exigieron fueran retiradas.

Lo anterior fue debido a que los escaparates de las tiendas en centros comerciales de la Ciudad de México muestran los productos en escenarios entre escombros, como se ven aún algunas partes de la ciudad.

La utilería de escombros y paredes dañadas fue colocada días antes de que sucediera el temblor que colapsara varios edificios, nunca estuvo planeado, ni mucho menos pensado después del sismo.

Debido a las quejas en redes sociales, la empresa a la que corresponde la tienda informó que esta decoración seria retirada.