Comerciantes ambulantes del barrio de Tepito, en la alcaldía Cuauhtémoc, de la CDMX, se quejan de que las ventas han bajado hasta un 50 % a causa del coronavirus.

 

El riesgo de muchos comerciantes no es solo sanitario, también están perdiendo clientela y eso, dicen, es mucho peor para ellos que contagiarse de coronavirus.

Pásele gente, que ese pinche coronavirus me está matando de hambre. Pásele a Tepito, llegue, vengan sin miedo no hay coronavirus aquí, pásele que no hay nada de gente, quiero comer, cómpreme”, dijo

Comerciantes ambulantes del barrio de Tepito, en la alcaldía Cuauhtémoc, se quejan que las ventas han bajado hasta un 50 por ciento. Dicen que la gente no llega a pesar de que los comerciantes han tomado precauciones como usar cubrebocas, guantes, gorros y tienen gel antibacterial en sus puestos.

¿Has vendido algo, has vendido algo? No ha vendido. Vendíamos mil, 2 mil pesos, ahorita estamos vendiendo 100, 150 pesos”, dijo Arturo Rocha Martínez, comerciante.

La calle Manuel Doblado, en la colonia Morelos, era intransitable antes de la crisis sanitaria. Ahora no están llegando los clientes.

Ahora ven a ver, si te das cuenta esta vacío, porque por lo mismo que la gente tiene pavor de venir a comer”, insistió el comerciante.

El local de jugos y gorditas donde trabaja Elvira Domínguez, madre soltera de dos hijas, también se encuentra vacío.

¿Cuánto han vendido el día de hoy? 300 pesos para esta hora es muy poco. Ha bajado mucho porque la gente tiene miedo. Yo tengo que sostener a mi familia y todos los que estamos aquí necesitamos una entrada económica. Yo diría a todo el mundo que estemos fuertes y para salir adelante y no bajar la economía porque estamos muy mal”, reiteró Elvira Domínguez, empleada del comercio formal Tepito, CDMX.

Una situación similar sufren los vendedores ambulantes del Eje 1 Norte y de la calle Argentina. Decenas de puestos de comida, fruta, ropa interior, tenis y zapatos no tienen clientes, como Rafael García, a quien también le afecta la suspensión de clases.

Nadie se interesa por un pants escolar, que eso me ésta afectando mucho. Se imagina un mes, la gente se olvida de un pants escolar ahorita, quien va a querer uno, pues nadie”, refirió Rafael García, vendedor ambulante.

Los comerciantes ambulantes, quienes viven al día, piden a las autoridades no suspender las actividades del comercio.

Imagínate si llegamos a la fase 2, que nos haga el favor el gobierno de apoyarnos en un aspecto de no descansar, de que no descanse porque la verdad, nos van a dar en la torre, no hay mucho dinero para comer”, concluyó Arturo Rocha.

Con información de Fátima Monterrosa y Víctor Olvera