Cuernavaca, MORELOS.- Un taxista y un trabajador de una empresa de telecomunicaciones terminaron en el juez calificador y sus autos en el corralón al no pasar la prueba del alcoholímetro que se puso en marcha en Cuernavaca, además de que otros tres automovilistas fueron infraccionados.

Alicia Vázquez Luna, titular de la Secretaría de Protección y Auxilio Ciudadano de Cuernavaca (SEPRAC), informó que el operativo “conduce sin alcohol” se instaló en Paseo Cuauhnáhuac e inició a las 22:30 horas del jueves y terminó a las 00:00 horas de ayer.

Como resultado del operativo, el chofer de un taxi y un empleado de una empresa de telecomunicaciones fueron remitidos ante el juez calificador por exceder el nivel de alcohol en la sangre además de que otros tres automovilistas fueron infraccionados ya que solo llevaban aliento etílico sin rebasar los grados de alcohol.

La funcionaria detalló que durante esta temporada decembrinas, se estarán aplicando las pruebas en 13 vialidades principales de la ciudad con la finalidad de hacer crear una cultura para no conducir bajo los efectos del alcohol o sustancias tóxicas para evitar accidentes. 

Sanciones. Los infractores serán remitidos ante el juez calificador y serán acreedores a multas.

Por: Redacción Ddm / seguridad@diariodemorelos.com

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado