Forum Cuernavaca invitó a los visitantes a disfrutar una presentación de títeres, ya que sin importar la edad, el teatro guiñol ha logrado robar sonrisas a chicos y grandes con divertidas historias manipuladas a través de marionetas. 

Se sabe que el teatro guiñol fue creado por el  dentista Laurent Mourguet, quien, para entretener a sus pacientes, inventaba historias con títeres que presentaba en su gabinete, provocando que olvidaran el dolor en cada visita. 

En esta ocasión, María y Juancito robaron infinidad de carcajadas a los asistentes con una divertida historia de amor, en la que ambos se demuestran su cariño incondicional y ponen a prueba su mayor temor al toparse con un fantasma que atormenta los días de María. 

Además de la entretenida obra, los asistentes disfrutaron la presentación de otra historia, basada en la vida de policías y ladrones. Entre risas y aplausos concluyó el espectáculo de marionetas y los asistentes continuaron su visita por la plaza comercial.

Por: Estefanía Almanza