La conducta suicida se considera como un problema de salud pública porque se está presentando con mayor frecuencia en el rango de edad de 15 a 29 años de edad, por ello se deben tomar medidas para revertir el panorama, consideró Adelina Pérez Vázquez, responsable estatal del Programa Salud Mental de los Servicios de Salud de Morelos (SSM).

En el marco del Día Mundial de la Prevención del Suicidio 2019 se llevó a cabo un ciclo de conferencias denominado “[email protected] con la vida” que tiene como fin ampliar los conocimientos sobre el suicidio y conocer la importancia de la prevención en este tema y es que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), de 20 intentos suicidas uno se consuma.

En las instalaciones del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el director general de SSM, Héctor Baron Olivarez, comentó que el suicidio es prevenible, pero se requiere una oportuna detección.

“Lamentablemente el suicidio no suele priorizarse como un importante problema de salud pública. A pesar del aumento de las investigaciones y conocimientos acerca del suicidio y su prevención, el tabú y estigma alrededor de este tema persiste y muchas personas no buscan ayuda”, dijo el director.

Consideró que es necesario que exista una intervención oportuna, por lo que en Morelos los SSM trabajan a través de la Red de Salud Mental para la detección, atención y tratamiento de los trastornos mentales. La mayoría de los casos de suicidio se relacionan con un trastorno de salud mental como depresión, ansiedad, trastorno bipolar,
esquizofrenia.

En la entidad existen 73 centros de salud con médicos generales; 18 módulos de salud mental con psicólogos clínicos, así como tres centros integrales de Salud  Mental y hospitales en los que existen psiquiatras para la atención de urgencias. 

 

Marcela García
[email protected]
CUERNAVACA, MORELOS